Detección temprana de problemas de audición permite mejor desarrollo de leguaje en niños

0
216

Prueba no causa molestia y se realiza de 48 a 74 horas después del parto

El Hospital San Bartolomé del Ministerio de Salud continúa con su Plan de Tamizaje Auditivo Neonatal para los recién nacidos en esta institución y los que son derivados de otros centros asistenciales, a fin de realizar la detección temprana de la sordera para que esta no afecte la capacidad de obtención del leguaje, aprendizaje y desarrollo cognitivo del niño.

“Realizamos el tamizaje auditivo a todo recién nacido por parto natural o con algún problema de riesgo para poder brindarles desarrollo dentro de su ambiente social. La prueba es sencilla, rápida y no causa molestia ni dolor alguno al recién nacido. Se realiza de 48 a 74 horas después del parto antes del alta y mientras el bebé se encuentra dormido o cuando está lactando”, dijo Fernando Salazar Reyna, coordinador de la Unidad de Otorrinolaringología del Hospital San Bartolomé.

Agregó que una de las anomalías congénitas más frecuentes es la hipoacusia neonatal (pérdida de la capacidad auditiva) y si no es detectada oportunamente impacta en el desarrollo del lenguaje, en las habilidades de comunicación, en el desarrollo cognitivo y en las relaciones sociales de los niños.

Anteriormente, para este tamizaje solo se consideraban a los neonatos con factores de riesgo porque la tasa de hipoacusia en este grupo es entre diez y veinte veces más alta que en los recién nacidos sin factores de riesgo.

El galeno explicó que existen dos pruebas: las llamadas emisiones otoacústicas, que son para los recién nacidos sin ningún problema durante el parto, que consiste en colocar un sensor dentro del conducto del oído del bebé para poder realizar la prueba durante uno o dos minutos.

La segunda prueba se trata del potencial evocado auditivo automatizado, para lo cual se requiere limpiar la piel del bebé a fin de optimizar el contacto con los electrodos que se les coloca en la frente, el hombro y la nuca. Luego se les coloca unos auriculares en los oídos y se espera unos 15 minutos para obtener los resultados.

“Esta segunda prueba se realiza a todo recién nacido que tuviera algún problema o algún riesgo al nacer, como en casos de asfixia neonatal o cuando se requiere la Unidad de Cuidados Intensivos”, precisó Salazar.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la hipoacusia en todas sus formas afecta en el mundo a 5 por cada 1000 recién nacidos.

Dato:

El Hospital San Bartolomé del Ministerio de Salud realiza desde el año 2013 la prueba del Tamizaje Auditivo Neonatal a todos los recién nacidos en esta institución.