Destacados peruanos nacidos en marzo (I)

0
850

Nunca debemos olvidar a los grandes personajes que formaron parte de nuestra historia y dejaron huella a su paso por este mundo, para que sirva de ejemplo a las nuevas generaciones. Recordemos, pues, a los peruanos que nacieron en julio y que destacaron en las artes, la ciencia, la política o la educación, o en otras actividades. Aquí algunos de ellos.

Martes 2

Pedro Paulet

image.png

El científico y diseñador de cohetes Wernher von Braun lo llegó a considerar como ‘el padre de la astronáutica moderna’ por ser el creador de la masa química que actualmente usan los cohetes espaciales, entre otros inventos que revolucionaron al mundo de su época.

Así era el ingeniero Pedro Paulet (Pedro Eleodoro Paulet Mostajo), pionero de la astronáutica y de la era espacial, nacido el 2 de julio de 1874 en el distrito arequipeño de Tiabaya, en una familia mestiza formada por Pedro Paulet y Antonia Mostajo y Quiroz.

Desde niño mostró un gran interés por viajar al espacio y fue siempre un estudiante activo, idóneo para la ciencia y apasionado por el arte.

A los 19 años recibió una beca en reconocimiento por su excelencia académica, por parte del gobierno peruano que le permitió viajar a Europa a cursar estudios de ingeniería. Estudió ingeniería y arquitectura en la Universidad de La Soborna de París, y se graduó en el Instituto de Química Aplicada, y obtuvo el título de ingeniero químico con la más alta distinción.

Fue arquitecto, mecánico, químico, economista, geógrafo, escultor, diplomático e inventor visionario. Todos estos oficios le correspondieron y a cada uno de ellos dedicó tiempo, paciencia y talento.

El primer dispositivo diseñado por Pedro Paulet consistió en una rueda de bicicleta provista de dos cohetes, alimentados por tubos unidos a los radios, por los que la carga venía de una especie de carburador fijo, colocado cerca del eje, con un anillo de agujeros por donde entraba la mezcla explosiva a dichos tubos, cada vez que su boquilla pasaba por uno de los agujeros. El diseño se asemeja a las turbinas hoy utilizadas por los aviones de reacción.

Estudió mucho el desplazamiento del calamar, con lo cual le dio la idea de la creación de la masa química para crear el desplazamiento a propulsión a chorro, masa que inventó y que actualmente usa los cohetes espaciales. Este invento basado en el calamar se difundió en estampillas del correo estadounidense con el sello de la NASA en 1974 al cumplirse 100 años de su natalicio.

Paulet falleció en Buenos Aires el 30 de enero de 1945.

Domingo 7

José María Eguren

image.png

El más emblemático representante del simbolismo peruano y latinoamericano fue precisamente el gran poeta, periodista y escritor José María Eguren, que nació el 7 de julio del año 1874, en Lima.

 La mayor parte de su infancia y juventud lo vivió en la hacienda Chuquitanta, hasta que en 1900 se estableció en el distrito de Barranco, donde practicó la fotografía y la pintura.

 Eguren creció en medio de problemas económicos, además de sufrir una precaria salud, pues fue débil y enfermizo desde muy pequeño. Sin embargo, vivir en el campo le permitió restablecerse en su salud.

 Laboró en la Biblioteca del Ministerio de Educación y en el Museo Nacional de Arqueología. Vivía en una tranquila villa-balneario junto al mar y próxima a Lima, en paz y sosiego absolutos durante más de treinta años.

Es considerado como el único representante del simbolismo en el Perú, que sirvió de soporte al nacimiento del modernismo.

Su obra es calificada como muy estética, elegante, con un vocablo preciso y sugerente, lirismo profundo, lenguaje musical, ensueños, visiones infantiles y alucinatorias.

Su trabajo tiene gran importancia, ya que se considera inaugurador de la poesía contemporánea en el Perú.

Falleció Lima el 19 de abril de 1942 dejando un gran legado literario y cultural para el país.

Lunes 8

Rosa Mercedes Ayarza de Morales

image.png

Fue una compositora, estudiosa y difusora de la música criolla peruana.

Nació el 8 de julio de 1881 en Lima y desde muy temprana edad manifestó su inclinación por la música, sobresaliendo como pianista a los 8 años de edad, siendo concertista en el Teatro Politeama.

Fue muy afamada en Sudamérica y sus recitales eran comentados por críticos de la época. Una de sus actuaciones más célebres fue cuando interpretó el Concierto en La, de Schumann, en 1909.

A los 14 años ya era directora de coros de iglesia y siguió perfeccionando su arte durante su juventud. Tuvo como maestro de canto y piano a Claudio Rebagliati, músico ítalo-peruano que aportó de manera significativa al arte musical peruano.

Fundó la Escuela Nacional de Arte Lírico y fue maestra de renombrados músicos como Lucrecia Sarria, Armando Villanueva, Alejandro Granda, Luis Alva y Ernesto Palacio.

Otro de los aspectos de su trayectoria incluye su función recopiladora por lo que fue designada como ‘Conservadora del folclor criollo’, cargo que desempeñó con ahínco y dedicación, destacando su pasión por rescatar la tradición popular. En 1937 estrenó la obra ‘Los pregones de Lima’ en la Sociedad Entre Nous, en la que recuperó los tradicionales cantos callejeros de vendedores en el siglo XVII.

Como compositora creó música religiosa, canciones escolares, música criolla (valses, yaravíes, zamacuecas) y realizó arreglos corales a canciones criollas.

Entre sus composiciones figuran valses (‘El picaflor’, ‘Si mi voz muriera en tu tierra’, ‘Congorito’, ‘Canción de cuna’), pregones (‘La picaronera’, ‘Frutero congo’), zamacuecas (‘La jarra de oro’, ‘La rosa y el clavel’, ‘La cambalachera’, ‘Viva Castilla’) y marineras (‘Morenos pintan a Cristo’, ‘San Juan de Amancaes’, ‘Soy peruana’) y el tondero ‘Amor Dolor’.

Ayarza fue encargada de transcribir la partitura ‘La concheperla’, la primera marinera compuesta por Abelardo Gamarra el ‘Tunante’, con melodía de José Alvarado Alvaradito.

Logró que por primera vez el Teatro Municipal presentara un espectáculo de folclor costeño peruano en 1938, escenario que estuviera vedado para la música peruana de corte popular.

Falleció el 2 de mayo de 1969, en Lima, tras una vida consagrada en favor de la difusión y conservación de la música peruana.

Jueves 11

Marcos Calderón Medrano

image.png

Un 11 de julio de 1928, nació en Lima Marcos Calderón Medrano, considerado como el entrenador más exitoso del fútbol peruano, pues campeonó con diversos clubes nacionales y logró para Perú la Copa América de 1975.

Como fútbolista, jugó en los clubes Carlos Concha y el Sport Boys del Callao, con el que se consagró campeón del primer Campeonato Profesional disputado en 1951.

En 1958 inició su carrera como entrenador, dirigiendo a Sport Boys; para luego dirigir a los clubes Universitario de Deportes, Sportng Cristal, Alianza Lima y Deportivo Municipal, y en el extranjero al Barcelona, de Ecuador; y Tigres, de (México).

Con Universitario de Deportes campeonó en las temporadas 1964, 1966, 1967 y 1985; con Alianza Lima, en 1975, y con Sporting Cristal en las temporadas 1972, 1979 y 1980. Con la Selección Peruana ganó la Copa América de 1975 y disputó el Mundial de Argentina 1978.

Sorpresivamente, dejó de existir el 8 de diciembre de 1987, en la tragedia de la caída del avión Fokker en Ventanilla.

Viernes 12

Juan Gualberto Guevara

image.png

Juan Gualberto Guevara, nacido el 12 de julio de 1882 en la ciudad de Vítor, en Arequipa, fue el 29.º arzobispo de Lima y primer cardenal del Perú.

Es reconocido por haber sabido mantener el prestigio de la Iglesia Católica frente a los cambios sociales y políticos de la década del cincuenta en el Perú.

El padre Juan Alberto estudió en el Colegio de los Padres Lazaristas, donde recibió la educación que despertó en él su vocación religiosa.

Sus estudios religiosos los hizo en el Seminario de San Jerónimo, donde recibió las órdenes menores de subdiaconado y diaconado de manos del obispo Manuel Segundo Ballón. Fue ordenado presbítero en Puno el 2 de junio de 1906 por el obispo Ismael Puirredón, y empezó a ejercer su ministerio como vicepárroco y capellán de Yura.

En 1912 ingresó a la Universidad de Arequipa y se graduó de bachiller en letras. También se desempeñó como vicerrector del seminario de Arequipa en 1914, subdirector del periódico católico El Deber en 1916 y sacristán en la catedral de Arequipa (1916-1920).

Fue consagrado obispo de Trujillo el 2 de marzo de 1940, y el 23 de mayo de 1943 fue elevado a la dignidad arzobispal. Con ese cargo celebró en Trujillo el Tercer Congreso Eucarístico Nacional (27 al 31 de octubre de 1943) y decretó la coronación canónica de la Virgen de la Puerta de Otuzco (1944).

Esas acciones le valieron el reconocimiento de la alta jerarquía eclesiástica. El papa Pío XII ordenó su nombramiento como arzobispo de Lima el 16 de diciembre de 1945, y recibió los títulos de Primado del Perú y Vicario General Castrense.

A fines de 1945 fue promovido a cardenal de la Santa Iglesia Romana, que por primera vez en 400 años recaía en un prelado peruano.

Falleció, víctima de cáncer, el 26 de noviembre de 1954, en vísperas de celebrarse el V Congreso Eucarístico Nacional y Mariano del Perú en Lima, que había preparado y convocado y que fue presidido por el cardenal Federico Tedeschini.

Sus restos reposan en la cripta de la Catedral de Lima.

(Por José Luis Vargas Sifuentes)