Descubre cómo ha sido la evolución de las máquinas tragamonedas

0
127

La primera máquina tragamonedas fue desarrollada por un ingeniero americano de origen alemán llamado Charles August Fey en el año 1887.

Esta máquina solamente tenía tres tambores y sus símbolos de la suerte eran tréboles, diamantes, picas y la Campana de la Libertad. El premio máximo era de tres dólares y se alcanzaba cuando el jugador conseguía tres símbolos de la Campana de la Libertad.

Una empresa de Nueva York desarrolló años más tarde una máquina tragamonedas diferente, la cual disponía ya de cinco tambores. Estos tenían impresos símbolos de cartas de juego. El usuario debía conseguir la mejor mano de cinco cartas y si ganaba, el premio no era dinero real, sino cerveza o cigarros del bar en el que estaba la máquina.

Las máquinas tragamonedas en el siglo XX
A principios de este siglo se produjo una expansión de las máquinas tragamonedas y en el año 1908 ya se podían encontrar en múltiples salones de juego, tiendas de tabaco y bares. Posteriormente fueron prohibidas, pero como seguían teniendo gran popularidad entre los usuarios, comenzaron a fabricarse tragamonedas con símbolos de frutas en las cuales los jugadores podrían ganar chicles de diferentes sabores. A día de hoy aún se pueden encontrar máquinas con símbolos de frutas.

En 1963 fue desarrollada por una compañía americana la primera máquina de azar electrónica, la cual seguía teniendo incorporada una palanca debido a que los usuarios estaban acostumbrados a comenzar el juego de ese modo. El premio mayor era de quinientas monedas.
Estas tragamonedas están consideradas como las predecesoras de las máquinas que se pueden encontrar actualmente. Años más tarde fueron reemplazadas por las máquinas de juegos electrónicos. Cabe mencionar que para garantizar los resultados aleatorios en los juegos se introdujo el generador de números aleatorios.

Una nueva era para la industria de las máquinas tragamonedas
El primer software de casino fue desarrollado en 1994 y desde ese momento la popularidad de las máquinas tragamonedas fue en aumento. Hoy en día existen múltiples casinos en línea en los cuales se pueden encontrar una gran variedad de tragamonedas, las cuales están disponibles las veinticuatro horas los trescientos sesenta y cinco días del año.

El usuario ya no tiene que desplazarse hasta un casino físico para jugar a su tragamonedas favorita, ya que, si dispone de un dispositivo con conexión a Internet, podrá acceder a un casino online desde la comodidad de su hogar o esté donde esté.

Las tragamonedas actuales disponen de gráficos de alta calidad, sus efectos de audio son muy realistas y los premios son realmente jugosos. Aunque aún se pueden encontrar las clásicas tragamonedas con premios en varias líneas de pago, también las hay en 3D, de franquicia o con bote progresivo, entre otras categorías.

Por otra parte, son muchos los casinos en línea que han lanzado aplicaciones para que los usuarios puedan jugar desde su smartphone o tablet. Esto ha hecho que las tragamonedas se hayan vuelto incluso más populares.