Defensoría del Pueblo pide tipificar penalmente acoso contra mujeres

0
309

La Defensoría del Pueblo pidió “políticas públicas consistentes” para atender de forma efectiva los ataques contra mujeres en el Perú, como el ocurrido el último martes contra la joven Eyvi Agreda, a quien un sujeto que la acosaba hacía varios meses roció con combustible y le prendió fuego.

“La población demanda del Gobierno, del Poder Judicial y del Ministerio Público, acciones y reacciones oportunas para sentirse protegida y que pueda acudir a ellos cuando sienta que sus derechos son vulnerados”, expresó la adjunta para los Derechos de la Mujer de la Defensoría del Pueblo”, Eliana Revollar.

Tras visitar y verificar la atención que recibe Eyvi Agreda Marchena -a quien Carlos Javier Hualpa Vacas le prendió fuego en el interior de un bus- Revollar dijo que este ataque pone de manifiesto la premeditación y extrema crueldad con la que actuó el agresor con la intención de matarla. Por ello, anotó, el hecho debe ser calificado por el Ministerio Público de tentativa de feminicidio.

Revollar también recordó que los temas de acoso sexual callejero y hostigamiento sexual laboral no están en la agenda nacional, regional ni local, y que esta forma de violencia contra las mujeres revela actos previos que posteriormente pueden desencadenar en lamentables feminicidios o tentativas.

“Urge aprobar un tipo penal específico que sancione las distintas manifestaciones de acoso, a fin de que los operadores de justicia garanticen la protección oportuna y efectiva de las víctimas y no se apele a figuras delictivas como la injuria, actos contra el pudor, exhibicionismo y publicaciones obscenas, ni como una falta contra las buenas costumbres; pero también labores sostenidas de prevención al respecto”, acotó.

Antecedentes

Según investigaciones efectuadas por los comisionados de nuestra institución, Agreda Marchena habría sido víctima de acoso por su agresor, por lo que solicitó en su centro laboral un cambio de colocación de sede; sin embargo, la medida no fue suficiente porque el sujeto continuó acosándola.

Se debe tener en cuenta que en la mayoría de los casos el acoso u hostigamiento no es denunciado por temor, vergüenza o desconocimiento de las víctimas, y cuando acuden a las autoridades con frecuencia sus denuncias no son recibidas oportunamente en las comisarías.

Un estudio de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) señala que en el 2016 el 74% de mujeres de 19 a 29 años fue víctima de acoso por desconocidos del sexo opuesto, entendida esta forma de violencia como la conducta física o verbal de naturaleza sexual realizada en contra de una persona, que en su mayoría son mujeres.

La Defensoría recuerda que los casos de acoso sexual callejero pueden ser denunciados en cualquier comisaría de su jurisdicción o en el Juzgado de Familia de Turno; instancia llamada a dictar medidas de protección que respondan a cada caso concreto para evitar nuevos hechos de violencia y continuar el proceso legal correspondiente.

Solo en las últimas dos semanas la Defensoría del Pueblo ha tomado conocimiento de ocho casos de feminicidio y tentativa, cometidos en diferentes regiones del país. En lo que va del primer trimestre del presente año se han registrado 32 feminicidios y 82 tentativas, cifras superiores a las del 2017, en el mismo periodo, que arrojaban 29 y 53 casos, respectivamente.

(Fuente: Andina)