Daniela Macías, la figura del bádminton que sueña con llegar a la cima

0
410

Deportista peruana de 20 años aspira ganar la medalla dorada en los Juegos Panamericanos 2019

Desde que Daniela Macías empezó en el bádminton, a los 7 años, no ha parado; y es que su amor por el deporte de la plumilla la lleva a seguir soñando con regalar un triunfo al Perú en los próximos Juegos Panamericanos Lima 2019, donde apunta a subir al podio.

Daniela no se cansa, no se inquieta, no da nada por perdido. Siempre está en la búsqueda de potenciarse porque sabe que a sus 20 años está cerca de hacer historia en el deporte nacional.

“Que los Juegos Panamericanos sean en Lima nos favorece mucho. Jugar con tu gente y en el lugar que entrenas es un plus importante. Me siento motivada con Lima 2019. Estoy contenta y sé que debo seguir entrenando duro, viajando a competencias internacionales para tentar una medalla de oro, que espero se dé”, dice la deportista que coqueteó con la gimnasia, la vela, el voleibol y la natación, pero que finalmente se enamoró del bádminton.

A lo largo de su crecer deportivo, la espigada jugadora siempre estuvo un paso adelante gracias a su técnica. Cuando pertenecía a la categoría infantil jugaba contra los juveniles. En este grupo, competía con los mayores y obtenía buenos resultados.

Adquirió destreza con la plumilla gracias a su dedicación durante los entrenamientos, pues era consciente de que era la única manera de transformar sus habilidades innatas en triunfos.

Perseverancia

Mientras unos duermen, Daniela entrena desde las 05:30 horas. Su primera sesión dura tres horas y media. Luego acude a la universidad y una vez terminados los estudios, regresa a seguir puliendo su técnica, desde las 18:00 hasta las 21:00 horas. Todo esfuerzo es válido y eso se observa en los resultados.

Tiene en su haber  un total de siete medallas en los Juegos Bolivarianos del 2013 y 2017. También posee triunfos en importantes torneos internacionales disputados en Centroamérica, Europa y Asia.

Su propósito es competir en un total de 20 torneos al año, que le permitan sumar puntos en el ranking mundial.

Lo cierto es que ‘Dani’ no para. Un día puede estar en Lima y al siguiente en Malasia o la India porque asegura  que todo es válido para alcanzar su sueño dorado en Lima 2019, su trampolín para las Olimpiadas de Tokio 2020.

(Fuente: Andina)