Cuatro causas que elevan el monto de tu recibo de luz

0
259

Cada día cientos de personas consumen grandes cantidades de energía eléctrica, ya sea para cocinar sus alimentos, trabajar en la computadora o ver su serie favorita en la televisión, y es que sin darnos cuenta este recurso se ha vuelto indispensable en nuestra vida.

Por ello, es que poco a poco los peruanos están comenzando a tomar conciencia sobre la forma adecuada de usar la energía eléctrica en sus hogares, cuidando el medioambiente y generando una mejor economía a través del ahorro en los recibos de luz. Sin embargo, esto se puede tornar un poco complicado cuando nos encontramos frente a viviendas con muchos años de antigüedad, conexiones poco seguras o medidores alterados que, además de estar propensos a ocasionar accidentes, suelen incrementar en gran medida los montos en nuestros recibos.

De acuerdo con cifras de OSINERGMIN, en la actualidad el peruano promedio consume de 8 a 10 veces la cantidad de energía que hace 20 años, provocando un gasto promedio por familia de 90 soles, lo cual podría incrementarse en gran medida si existirá algún tipo de fuga eléctrica, malas conexiones o si utilizamos de manera poco adecuada nuestros artefactos.

En ese sentido, Distriluz, grupo de empresas que genera y distribuye energía eléctrica en 12 de 24 departamentos del Perú, menciona las cuatro causas principales por las cuales suele incrementarse el monto de tu recibo de luz a fin de que las identifiques y puedas tomar algunas medidas correctivas.

  1. Fugas eléctricas: Aunque parezca poco creíble, esta es una de las causas principales por la cual se generan recibos de luz con altos montos y hasta accidentes mortales. Y es que las fugas eléctricas se desarrollan cuando las conexiones eléctricas de las viviendas se encuentran en mal estado, es decir, suelen existir instalaciones antiguas, cables que chocan con estructuras metálicas, empalmes en mal estado, sobrecargas, calentamientos, deterioro de los cables, entre otros. Por ello, es primordial revisar nuestras instalaciones cada 3 o 4 años a fin de evitar cualquier inconveniente.

 

  1. Medidor alterado: El medidor es una gran herramienta que nos permite calcular la cantidad de energía que vamos consumiendo día a día, sin embargo; cuando este aparato deja de funcionar adecuadamente pueden alterar las lecturas de consumo y arrojar cifras erróneas provocando muchas veces un incremento considerable en el recibo de luz. Ante ello, es recomendable verificar cada cierto tiempo nuestro medidor y contactarse con la empresa distribuidora de energía si comienza a sospechar que existe alguna alteración en la secuencia de numeración que posee este aparato.

 

  1. Artefactos en mal estado: Si algunos de los artefactos que utilizamos se encuentran deteriorados pueden llegar a consumir el doble de energía, pues se requerirá mayor tiempo para realizar la labor encomendada forzando al aparato constantemente. Además, es importante identificar cuáles son los artefactos que consumen más energía en nuestro hogar, como, por ejemplo: la refrigeradora, horno eléctrico, terma eléctrica, aire acondicionado, plancha, lavadora, secadora de ropa; solo así podrás comenzar a tomar medidas en cuanto al tiempo de uso de cada electrodoméstico.

 

  1. Conexiones clandestinas de corriente eléctrica: En nuestro país es muy común que existan casos de consumo no autorizado de corriente eléctrica. Para identificar si eres víctima de ello, puedes desconectar la luz general del medidor o bajar la llave térmica en repetidas ocasiones con el fin de verificar si las casas aledañas sufren el mismo inconveniente que tú, si eso ocurre, debes comunicarte con la empresa distribuidora de energía eléctrica que se encargará de eliminar la conexión clandestina y hacer la denuncia correspondiente con las autoridades.

Asimismo, debemos de evitar utilizar nuestros electrodomésticos durante largas horas, desenchufar o apagar las luces cuando no estamos en casa o no las estamos utilizando, y tratar de ahorrar energía durante la “hora punta”, es decir, entre las 6 de la tarde y 11 de la noche, de esa forma aprendemos a ser más eficientes con este recurso y disminuimos el monto del recibo de energía eléctrica.