Contraloría General realizó inspección física a zona afectada por aniego

0
241

Como parte de la auditoría de cumplimiento iniciada el pasado lunes 14 de enero 

La Contraloría General realizó una inspección física en la zona donde se produjo un gigantesco aniego de aguas servidas en San Juan de Lurigancho.   

Un equipo de auditores ingenieros dirigido por el Vicecontralor de Servicios de Control, Martín Díaz, inspeccionó los avances de los trabajos que se vienen realizando para restablecer el servicio de agua a la población que fue interrumpido por lo acontecido el pasado domingo 13 de enero. 

Este equipo de profesionales de la Contraloría recopiló la información que será integrada a la Auditoría de Cumplimiento iniciada el pasado lunes 14 de enero a SEDAPAL, donde se analizarán y determinarán posibles responsabilidades en las entidades públicas involucradas.                                              

Además de la fisura del Colector Canto Grande (red principal donde descargan las aguas residuales), la Comisión Auditora ha inspeccionado otros dos puntos considerados de alto riesgo en el distrito. 

Durante la inspección, los auditores han constatado los avances de las labores orientadas al restablecimiento del servicio de agua potable a los cerca de dos mil ciudadanos afectados por el aniego de aguas servidas, así como también la actuación de las entidades públicas luego de producido el incidente.

Aniegos en otros distritos

Frente a los reportes de colapso de tuberías o de fugas de desagües en diversas zonas de Lima, la Contraloría General ha dispuesto que el Órgano de Control Institucional (OCI) de SEDAPAL realice una supervisión sobre el funcionamiento y respuesta del sistema de alertas de emergencia que tiene la mencionada entidad.