El Consejo Electoral realiza el recuento de 1,2 millones de votos

0
97

El recuento de más de un millón de votos es un hito histórico en Ecuador

Quito, 19 abril 2017 (peruinforma.com / fuente: Nodal).-

Por primera vez en la historia electoral ecuatoriana, hoy se realiza el recuento de 1’275.450 votos consignados en los comicios presidenciales del pasado 2 de abril, lo que ha sido considerado como un ejemplo al mundo.

“Nunca antes se ha dado en la historia del país el recuento de más de 1 millón de votos y casi el 11,2% del total de sufragantes del pasado 2 de abril. Este es un ejemplo al mundo”, manifestó el presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), Juan Pablo Pozo.

En la audiencia pública de escrutinio prevista para hoy se abrirían 3.865 urnas de las 24 provincias del país, siendo las de Pichincha y Guayas las de mayor porcentaje de actas objetadas con el 22,2% y 19% respectivamente. Además se realizará el recuento de votos de cinco urnas de la suscripción de Europa, Asia y Oceanía y una de Estados Unidos.

El pasado jueves, los movimientos Alianza PAIS y CREO, que se enfrentaron en la segunda vuelta electoral para elegir el próximo presidente de Ecuador para el periodo 2017-2021, impugnaron 3.865 actas a escala nacional y posteriormente el CNE anunció que acepta el 100% del pedido de ambas tiendas políticas para el recuento de votos.

“Este no es un procedimiento aleatorio, porcentual. Estamos dado paso al pedido de las dos organizaciones políticas sustentados en la objeciones”, recalcó Pozo.

Por su parte, el expresidente del antiguo Tribunal Supremo Electoral (TSE), Jorge Acosta, explicó que el organismo pertinente da paso al recuento cuando se ha presentado, con la debida justificación técnica y jurídica, la impugnación de actas en las que se presumen inconsistencias numéricas o la falta de firmas de presidente y secretario de las juntas.

“Si se quieren abrir las más de 41 urnas se debería presentar la impugnación a las más de 41 actas con pruebas de irregularidades. Esa sería la única manera de que se abran y no otra, porque eso dice la ley y eso es mandatorio”, destacó Acosta.

Dijo además que se trata de un tema técnico y jurídico que no se sujeta a la voluntad de las personas o a la inconformidad con algún resultado.

“Eso debe ajustarse estrictamente a la ley o en caso contraria se estaría sentando un precedente funesto para la democracia y futuras elecciones”, afirmó.

Juan Pablo Pozo enfatizó que “este no es un tema de caprichos, es un tema técnico legal y el CNE está dando todas las facilidades para que no queda duda de un procesos cuyo objetivo ha sido el respeto absoluto a la voluntad de la gente”.

La apertura de las urnas se realizará en el Coliseo General Rumiñahui, en el centro norte de Quito, partir de las 08:30 locales.