“Congreso: ¿en busca de mas locales? “… Por: Octavio Huachani Sánchez

0
162

Lima, 16 enero 2017 (peruinforma.com / escrito: por Octavio Huachan Sánchez).-

La belleza de sus claustros y patio, son un hermoso ejemplo de la arquitectura de principios de la república. Está ubicado en la cuadra 5 del jirón Ancash y hasta hace 7 años sus instalaciones albergaban a cerca de un centenar de ancianas en situación de indigencia y era conocido como el hospicio Ruiz Dávila.

Pero ahora en ese local funcionan las oficinas del Comité de Damas del Congreso, de prensa y otras áreas administrativas.

Hay que recordar que esta propiedad fue cedida a la Beneficencia Pública de Lima para el sostenimiento de la Casa de Misericordia que debía edificarse para que albergue a mujeres pobres y honradas, y viudas de comerciantes.

Así funcionó hasta cuando por gestión del presidente del Congreso durante el segundo gobierno aprista, Luis Alva Castro, en el año 2010 se inició su restauración, puesta en valor y luego la compra del inmueble por el Congreso.

Nunca se supo hacia donde fueron trasladadas las viejitas que vivían allí desde muchos años.

Para nadie es un secreto que desde hace varios lustros en cada cambio de gobierno la frondosa burocracia del congreso fue en aumento y por ende fueron ocupando otros edificios aledaños al palacio legislativo, algunos cedidos, alquilados o comprados.

Las 4900 canastas navideñas que repartieron en navidad nos pueden indicar un aproximado de su abultada planilla de trabajadores.

EL CASO RUIZ DAVILA

Con el propósito de dedicar más ambientes a oficinas administrativas del Congreso no les importó atentar contra la estructura original de este patrimonio cultural.

Si bien el patio central continúa empedrado, la escalera de madera al segundo piso esta modernizada. Además se ha construido un segundo o tercer piso en la azotea del bloque delantero de carácter moderno antes inexistente, que se advierte por encima de la moldura de cierre del muro anterior.

Peor le ha ido a la capilla, en la que el retablillo mayor cuyo centro se ha conservado se ha despojado de sus tallas doradas y capiteles de las pilastras, así como de la mesa bombeada neoclasicista y los dentículos que colgaban de la moldura frontal arqueada casi han desaparecido bajo la nueva capa de pintura blanca que ahora luce.

DESPUÉS QUE VIENE?

El anuncio de que en la próxima legislatura podrían funcionar las dos cámaras: de diputados y senadores nos hace imaginar en un aumento de oficinas administrativas, para los senadores y asesores, además, por supuesto del Comité de Damas de Senado. Y que estas deben estar cerca al Palacio Legislativo. ¿Acaso estarán pensando en las instalaciones del Colegio Real de San Marcos o en el hermoso local de la Escuela de Bellas Artes?