Condena internacional a represión en Nicaragua

0
182

Los embajadores de la Unión Europea en Nicaragua expresaron este sábado “gran preocupación” por los ataques a estudiantes y periodistas en la UNAN-Managua y llamaron al gobierno de Daniel Ortega a “acompañar las palabras de paz y reconciliación con hechos concretos”.

Encapuchados armados y policías dispararon contra jóvenes que desde el 7 de mayo permanecían en el recinto “Rubén Darío” de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua), en protesta contra el Gobierno.

El Gobierno de Chile, en un comunicado de su Ministerio de Relaciones Exteriores, expresó que “observa con gran preocupación estos hechos y la falta de progresos concretos”.

El Gobierno de Brasil, a través de su embajador en Nicaragua Luis Claudio Villafañe G. Santos, calificó de “inaceptables” los ataques perpetrados por las fuerzas de seguridad y grupos parapoliciales contra estudiantes de la UNAN-Managua.

“La escalada de violencia contra la sociedad civil, con agresiones físicas a eclesiásticos, periodistas y defensores de los derechos humanos, son inaceptables. Es imperativo que el Gobierno de Nicaragua vuelva a permitir el trabajo sin obstáculos del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes y del Mecanismo Especial de Seguimiento de la CIDH”, expresó Brasil.

Argentina también consideró “inadmisibles las agresiones contra la sociedad civil, eclesiásticos y defensores de los derechos humanos” en Nicaragua y pidió al Gobierno de Nicaragua parar la represión.

“El gobierno argentino llama al gobierno nicaragüense a cesar en forma inmediata con la represión y a restablecer la convivencia pacífica, el funcionamiento de las instituciones democráticas y el Diálogo Nacional”, expresó la Cancillería argentina en una nota de prensa.

Respaldo a obispos

El Gobierno de México criticó el uso de la fuerza letal en contra de estudiantes y civiles y “deplora que no se haya permitido el acceso oportuno de asistencia médica y de los mecanismos internacionales de protección a los derechos humanos que acompañan el diálogo en Nicaragua”.

El ejecutivo mejicano consideró “imperativo” que todas las partes, particularmente las autoridades, restablezcan el diálogo para encontrar una solución “pacífica” a la crisis con el acompañamiento del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) designado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“México continuará respaldando las labores de la Conferencia Episcopal Nicaragüense (CEN) como mediadora, así como cualquier acción que contribuya al diálogo y reconciliación entre los nicaragüenses”, indica la nota oficial.

Los senadores estadounidenses por Florida, Bill Nelson y Marco Rubio también repudiaron el uso desproporcionado de la fuerza. “La violencia perpetrada por el régimen de (Daniel) Ortega es reprensible y no debe tolerarse”, subrayó Nelson en su cuenta de Twitter.

“Los ataques mortales de anoche (viernes) a estudiantes y periodistas por parte de las fuerzas paramilitares controladas por el régimen de Ortega no dejan dudas sobre el camino elegido por el régimen… tendrán que rendir cuentas y enfrentar la Justicia”, sentenció Rubio.

Luis Almagro, secretario general de la OEA, recordó desde su cuenta en Twitter que “los estudiantes de la UNAN habían abierto una discusión días atrás para una desocupación espontánea y pacífica. La respuesta que reciben: un ataque inadmisible”.

“Como acompañantes de la Comisión de Verificación, hemos visto los esfuerzos hechos para lograr soluciones pacíficas. El uso de la fuerza y la violencia socavan todos estos esfuerzos. El Estado debe garantizar la protección de la vida en toda circunstancia”, advirtió por su lado la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH).

 

(Fuente: Nodal)