¿Cómo ganarle a la Sunat?…

0
1098

Ilustración: Carlos Sánchez Luna-Victoria

“Cobras tu sueldo, y hay dos cosas sagradas que debes de hacer: separar el dinero para la casa, y el dinero de la Sunat, solo así tendrás parte de la fiesta en paz el resto de tu vida…”

La antigua y siempre remozada Pastelería San Antonio de Magdalena es el lugar de reunión para conversar con Jorge Rodríguez, experto abogado tributario, con quince años de experiencia y siete como Jefe de Procesos del BancoBBVA Continental. Mientras seleccionamos un par de postres, le comento que un amigo mío decía que La Sunat, puede resultar peor que la mujer más mala del mundo, por ello, nunca le quites lo que le corresponde, decía sabiamente; él lo sabía porque estuvo endeudado y perdió hasta el modo de andar por no dejarse aconsejar debidamente: Cobras tu sueldo, y hay dos cosas sagradas que debes de hacer, el dinero para la casa, y el dinero de la Sunatle cuento y el Doctor Impuestos, como lo llaman, me confirma el dicho, Juan, ella es parte de tu vida, siempre lo será, entonces no puedes deberle

¿CÓMO ACTUAR SI LE DEBES A LA SUNAT?

Si por alguna razón dejaste de pagar tus impuestos y Sunat te cobra, es importante que te aconseje un experto, quien con seguridad buscará un fraccionamiento, es importante cumplir con estos pagos, pues de lo contrario entrarás automáticamente a la lista de cobranzas coactivas y ese sí es un problema que puede convertirse en grave. Por otro lado, si la deuda en antigua (cuatro o seis años) puedes solicitar la prescripción a SUNAT.

¿SÓLO CON LOS CHICOS?

Le pregunto si es tan cierto que la Sunat solo se mete con los chiquitos y mientras corta un trozo del postre que le acaban de servir, me responde que no es tan cierto, se mete con grandes y pequeños, Juan. Lo que ocurre es que una empresa, grande, tiene a su favor a expertos en estos temas y ante la primera notificación saben por dónde responder, mientras los pequeños o independientes, casi siempre recurren a un asistente contableo a alguien que viene una vez al mes a “ponerlo al día en las cuentas”, quien, no es, precisamente, la mejor opción. La Sunat se rige por normas que tienen plazos perentorios, quedarse con una notificación en el cajón pensando que ahí todo estará bien, es lo que jamás se debe hacer, precisamente por esos plazos.

Cuando una empresa lleva su caso a los tribunales de justicia, debe, primero, dejar una fianza que garantice parte de la deuda en cobranza, facilidad, que no la tiene una pequeña empresa, estas acciones, a las que todos tenemos acceso, hacen ver a la Sunat como que solo ve a las hormigas, mientras pasan sobre ella los elefantes pero no es así.

Y aún con el sabor del postre en la boca, como queriendo avinagrarlo, le inquiero sobre los fraccionamientos como vía de solución y el por qué no pueden ser flexibles, es decir, tener siempre la oportunidad de poder pagar, aun hayan pasado las dos cuotas que ponen como límite. No hay manera, me dice, ellos se rigen por sus reglamentos, si éste dice que si se juntan dos o más cuotas impagas pasa a la vía coactiva, pues deben hacerlo, de lo contrario estarían infringiendo ellos mismos sus normas y pueden ser pasibles de sanciones administrativas.

¿QUÉ IMPLICA ESTAR EN COBRANZA COACTIVA?

Es casi como morir en vida, porque La Sunat envía notificaciones a todas las entidades bancarias y financieras, para que tomen el dinero que ingrese a tu nombre; además, procede contra tus bienes inmuebles o muebles, acciones, maquinarias y todo vestigio de dinero que tengas. Además de comunicar a las entidades del gobierno la deuda, lo que te hace prácticamente un paria, pues, al no poder facturar, la obligación, se hace imposible pagarla. Pero aún en esas circunstancias, puedes gestionar la prescripción de la obligación si esta tiene cuatro años de presentada la última declaración jurada y de seis años, si no presentaste declaración jurada. Y estos casos evaluados en última instancia administrativa en el Tribunal Fiscal, que es un ente nombrado por el MEF, el cual funciona correctamente, dando la razón a quien la tiene; y donde existe mayor probabilidad de ganar.

 

JORGE RODRIGUEZ CUEVA

Abogado Tributarista con más de 15 años de experiencia en defensa del contribuyente. Siete años Jefe de Procesos Tributarios en El Banco Continental. Reconocido capacitador en temas tributarios.

 

Es importante que se contrate al profesional idóneo al caso, un experto, no un abogado civilista o penalista, no, un auxiliar contable, la persona para ver casos de impuestos o tributarios debe de ser un abogado tributarista, experto en el tema, él lo llevará por caminos seguros para ayudarlo a salir del problema, aunque la real misión debiera hacer que usted nunca los tenga, ese es su trabajo, tenerlo sano.

Pedimos un par de aguas heladas para quitarnos el sabor del dulce, dejando la acidez que siempre produce hablar de esta deudas y más si son de esta institución de la cual se habla mucho, como que los funcionarios son los mejores pagados del país, que tienen ropa cuatro veces al año, dos por temporada, y otros beneficios, y lo más grave, las famosas bonificaciones, que según el Dr. Impuestos, ya se las han quitado.

ALGÚN CONSEJO

• Nunca esconderse. La Sunat siempre aparecerá
• Atender todas las notificaciones dentro de las 48 horas.
• Tener un aliado en su experto tributario
• Chequear su clave sol y correos todos los días.

El Doctor Impuestos, Jorge Rodríguez Cueva

T. 475-1153 o 979737641

contacto@doctorimpuestos.pe