Comisión de Ética debe ser disuelta para su recomposición, sugiere Proética

0
161

No puede ser usada como un instrumento de agresión política, insta Walter Albán

El director ejecutivo de Proética, Walter Albán, dijo hoy que la Comisión de Ética Parlamentaria del Congreso debe ser disuelta para pasar por un proceso de recomposición y no pueda ser usada como un instrumento de agresión política.

En declaraciones a la Agencia Andina, precisó que este grupo de trabajo generó “una decepción total” debido a su controvertida forma de actuar frente a determinados casos de inconducta legislativa sometidos a su fuero.

“La Comisión de Ética tiene que ser reformulada (en su composición), en primer lugar, disolverla y ver un nuevo diseño, para que esa función la cumpla gente que no tenga la posibilidad de utilizarla como un instrumento de agresión política y de protección o blindaje a los fieles y leales que son a su causa”, señaló.

Albán señaló que el mencionado grupo parlamentario, que preside Juan Carlos Gonzales, “no es una instancia seria”, porque en ella “se castiga a los enemigos y protegen a los propios”.

“Nos parece bien que algunos integrantes de diversas bancadas hayan decidido salir de este grupo de trabajo, para, de esta manera, se evite suscribir alguna pantomima promovida por dicha comisión. Por ello, consideramos que deben verse otras formas de conformación”, añadió.

Recordó que existen muchos casos que dieron vergüenza por la forma como fueron resueltos por este grupo de trabajo, como el caso de la legisladora de Fuerza Popular, Yesenia Ponce, que participó en el tráfico de tierras y que pagó por un certificado de estudios y que no fue sancionada.

“Esa congresista, estuvo en primera fila en la Subcomisión (de Acusaciones Constitucionales) evaluando a los magistrados del Tribunal Constitucional, es vergonzoso”, agregó.

(Fuente: Andina)