Colombia: triunfo del uribismo en las legislativas

0
140

Denuncias de fraude e inicio de la carrera presidencial

Colombia decidió. Ayer quedó definido el nuevo Congreso de la República que tendrá que asumir, durante los próximos cuatro años, el reto de la representación política de todos los ciudadanos.

En una jornada marcada por la polarización, uno de los ganadores de este debate fue el Centro Democrático, en la medida que solo perdió una curul en el Senado de la República con relación al 2014.

Escrutado el 98,6% de las 104.126 mesas dispuestas en todo el país, la colectividad obtuvo una votación de 2.503.049, la cual le permitió lograr 19 escaños. Con esos resultados, la bancada uribista mantiene buena parte de su fuerza en la Cámara alta del Congreso, que fue la misma que le sirvió de resorte para hacerle una férrea oposición al presidente Juan Manuel Santos durante su periodo de gobierno.

También cabe resaltar que luego de los resultados obtenidos por el Centro Democrático, uno de los datos llamativos es que su cabeza de lista al Senado, el expresidente y hoy senador Álvaro Uribe Vélez, se convierte en el parlamentario más votado de la historia del país con 868.211 sufragios, seguido del excandidato presidencial Antanas Mockus, que obtuvo 538.293 votos. Hace cuatro años, ese puesto lo ocupó el senador del Polo Democrático Alternativo, Jorge Enrique Robledo, quien sacó 191.764 votos.

El salto de CR

Otro de los grandes ganadores –quizá el principal– fue el partido Cambio Radical del exvicepresidente y hoy candiadto presidencial Germán Vargas Lleras.

La colectividad, que hace cuatro años logró tan solo 9 curules, pasó a tener 16 escaños en el Senado tras las legislativas de ayer donde llevaba 2.131.905 votos con el 97,8% de mesas escrutadas. De esta forma, Cambio Radical casi que duplica el número de curules obtenido en el pasado debate.

Se trata de una votación que podría signifcarle un importante impulso a Vargas Lleras de cara a la primera vuelta, aunque también dependerá de qué tan desgastadas hayan quedado las estructuras que ayer resultaron.

¿Y la agenda de paz?

Uno de los primeros interrogantes que surgen con esta nueva composición mayoritaria del Congreso por parte de la centro-derecha, es el futuro de la implementación normativa de los proyectos de paz que quedaron por fuera del denominado ‘fast track’. Cabe recordar que fueron precisamente el Centro Democrático y Cambio Radical los partidos que mostraron importantes reparos y rechazos a ese proceso.

Los tradicionales

Aunque en las encuestas que se realizaron durante buena parte del periodo preelectoral los partidos Conservador y Liberal fueron unos de los que menores niveles de aceptación registraron ante los ciudadanos, lo cierto es que con los resultados de este domingo se demostró que ambas colectividades tradicionales mantienen un importante fuerza. Esto, a pesar de que azules y rojos perdieran, respectivamente, 4 y 3 escaños en el Senado.

Escrutado el 97.8% de las mesas, el Partido Conservador obtuvo 15 escaños en la cámara alta –con una votación de 1.901.204–, mientras que el Liberal logró 14 sillas en la misma corporación, con 1.877.997sufragios a su favor.

Perdedor de la jornada

Quizá el más grande perdedor de la jornada fue el partido de La U, que con los resultados parciales pasó de dominar el Senado con 21 curules en 2014 a 14 escaños en las legislativas de ayer. Obtuvo una votación de 1.801.727, al haberse escrutado el 97,8 de las mesas.

Entre tanto, el partido Alianza Verde también dio la sorpresa, pues duplicó el número de curules, pasando de tener 5 sillas a hacerse con 10 en el Senado de la República durante estos comicios. Al haberse escrutado el 98.1%, la colectividad había logrado una votación de 1.308.868 sufragios. Por su parte, los partidos Polo Democrático y Mira, a los que muchos les vaticinaron la hora de su final por la imposibilidad de que pasaran el umbral electoral, lograron mantenerse y obtuvieron 5 y 3 curules respectivamente. El primero sacó una votación de 732.075 y el segundo otra de 497.411.

La Cámara baja

En cuanto a los resultados generales de la Cámara de Representantes, el Partido Liberal fue el que salió victorioso, pues se hizo con 35 de las 163 curules que les corresponden a los departamentos del país en esa corporación. Obtuvo una votación de 2.456.586 tras haberse escrutado el 98,3% de las mesas dispuestas en todo el país. Le sigue el Centro Democrático, que logró 32 curules con 2.368.013 sufragios. Luego Cambio Radical con 30 curules y una votación de 2.127.580. La U obtuvo 25 escaños con un apoyo de 1.825.703 papeletas. El Partido Conservador se hizo con 21 curules y sacó una votación de 1.806.858. La Alianza Verde sacó 9 escaños y 879.972 votos. El MIRA tiene 3 sillas con una votación de 580.920. El Polo, Opción Ciudadana y la llamada Lista de la Decencia obtuvieron cada uno 2 curules en la Cámara baja del Congreso con 442.158, 308.207, 262.165 votos, respectivamente. El grupo significativo de ciudadanos Colombia Justa, la Coalición Alternativa Santandereana y el MAIS se hicieron con una curul cada uno.

Las consultas

Durante la jornada también fueron elegidos dos nuevos candidatos presidenciales, que fueron quienes salieron victoriosos de las consultas interpartidistas.

Por los lados de la centro-derecha, Iván Duque logró obtener, con un 99,4% de mesas escrutadas, una votación de 4.029.917, superando a Marta Lucía Ramírez –1.536.007 votos– y a Alejandro Ordóñez –384.130–. Por los lados de la izquierda, el exalcalde de Bogotá Gustavo Petro se hizo con la candidatura presidencial al obtener 2.845.863. Su contrincante, Carlos Caicedo, sacó 514.555 sufragios.

Desarrollo de los comicios

Estas elecciones legislativas tuvieron la particularidad de no contar con la presencia armada de las desmovilizadas Farc.

Así mismo, hubo un tibio, pero significativo gesto de la guerrilla del Eln, que a pesar de venir arremetiendo contra la infraestructura económica del país desde el 9 de enero pasado, cuando terminó el cese el fuego sostenido con el Estado, decretó hace un par de semanas un alto al fuego por cinco días, determinación a la que se sumó el grupo armado ilegal conocido como las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), el mismo que desde hace varios meses ha dicho estar dispuesto a su desmovilización.

Quizás los hechos de orden público que sí tuvieron eco, porque impidieron el buen desarrollo de la jornada, se presentaron en el municipio de San Onofre (Sucre), en el corregimiento Boca Cerrada y en el municipio de Francisco Pizarro (Nariño), donde debido a manifestaciones de la ciudadanía se impidió el buen desarrollo de las elecciones. El caso más mencionado fue precisamente el de Francisco Pizarro, respecto del cual las autoridades señalaron que “hubo un choque con la Fuerza Pública por los saqueos registrados en la Alcaldía de dicha localidad”.

Fue una jornada en la que, como se esperaba, no se afectó el orden público por cuenta de los grupos ilegales; aunque el lunar se presentó por cuenta de la ausencia de tarjetones para las consultas interpartidistas, lo que terminó por ensombrecer la jornada electoral que culminó a las 4:00 de la tarde, impasse que se solucionó con fotocopias firmadas por los jurados, y que en todo caso sembró dudas acerca del proceso.

No obstante, el impasse que se solucionó con fotocopias firmadas por los jurados, y que en todo caso sembró dudas acerca del proceso.

En un principio, incluso, se llegó a plantear la posibilidad de ampliar por dos horas más la jornada electoral hasta las 6 de la tarde, cuestión que solicitaron algunos congresistas y gobernadores. La Sala Plena del Consejo Nacional Electoral, no obstante, emitió momentos más tarde su concepto e indicó que la hora del cierre de las urnas se mantenía para las 4 de la tarde.

En Barranquilla, por ejemplo, hubo denuncias de que los tarjetones para la consulta de derecha se habían agotado en los puestos de votación ubicados en los colegios Biffi, Don Bosco y La Enseñanza.
(Fuente: Nodal)