Clase media creció 4.5% y alcanza a 14.4 millones de peruanos

0
270

En el 2018 un total de 618.797 personas se integraron a este nivel socioeconómico, cuyos ingresos fluctúan entre US$10 y US$50 diarios. Asimismo, fue positivo para 19 regiones del país destacando principalmente Ica, La Libertad y Piura.

El crecimiento del PBI de 4,0% y el avance de la reducción de la pobreza a 20,5% en el 2018 contribuyeron a que la estructura social de nuestro país se incline hacia la consolidación de la clase media, la cual creció 4,5% ese año con respecto al 2017, alcanzando a 14,4 millones de peruanos, cifra que representa el 44,7% de la población, informó el Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial (IEDEP) de la Cámara de Comercio de Lima (CCL).

“En el 2018 se integraron a este segmento un total de 618.797 peruanos, cuyos ingresos fluctúan entre US$ 10 y US$ 50 diarios, medido en paridad de poder de compra (ppc) que al mes equivale en moneda nacional a un ingreso de entre S/1.942 y S/9.709”, manifestó César Peñaranda, director ejecutivo del IEDEP de la CCL.

Explicó que este crecimiento empieza en el 2004, cuando la clase media peruana representaba apenas el 17,1% de la población y transcurridos 10 años, la tasa superó el 40%, manteniéndose por encima de dicho ratio hasta la fecha. “El avance de la clase media es uno de los logros más relevantes del crecimiento económico sostenido a la par de la reducción de la pobreza global y extrema”, comentó el economista.

Añadió que el tamaño de la clase media resulta importante “al dar un soporte al crecimiento económico impulsando un mayor consumo de bienes y servicios, generando mayores iniciativas emprendedoras y coadyuvando al orden social”.

COMPOSICIÓN DE LA CLASE MEDIA

De acuerdo con el IEDEP, la clase media se compone en clase media baja, cuyos ingresos diarios fluctúan entre US$10 a US$ 20, y clase media alta con ingresos de US$ 21 a US$ 50.

Del total de peruanos que conforman la clase media, 9,4 millones se ubican en la clase media baja, mientras los 5 millones restantes se desenvuelven en clase media alta, con un nivel de representatividad del 34,5% del sector social medio.

“Este último segmento despierta el interés comercial dado el poder adquisitivo y la capacidad de ahorro que se genera en dichos hogares. Un atributo que se asigna a la clase media alta es que son menos propensos a ser afectados como consecuencia de crisis o shocks externos, ya que después de la clase alta, son la categoría social con menor riesgo de caer en la pobreza”, precisó César Peñaranda.

EN REGIONES

En el territorio nacional se observa que la clase media, como porcentaje de la población total, creció en 19 regiones, destacando principalmente Ica (9,9 p.p.), La Libertad (6,9 p.p.), Piura (6,8 p.p.), Cajamarca (5,6 p.p.), Loreto (4,8 p.p.), Madre de Dios (4,6 p.p.), Lambayeque y Arequipa ambas en 3,7 p.p., respectivamente.

En cambio en cinco regiones la clase media se redujo y es el caso de Junín (-2,4 p.p.), San Martín (-1,2 p.p.), Pasco (-1,0 p.p.), Lima (-0,7 p.p.) y Arequipa (-0,4 p.p.).

Así también señala que en cada región del país la clase media baja supera a la media alta, sin embargo ésta última tiene una importante participación en regiones como Lima (40,3%), Moquegua (38,3%), San Martín (37,9%) y Arequipa (37,4%). En el resto de regiones al menos el 20% de la clase media se ubica en el segmento alto.

Si bien los resultados son óptimos, el IEDEP afirma que aún se deben hacer esfuerzos para consolidar la clase media en el Perú. Para ello es sustancial retomar el alto crecimiento de la década pasada, similar a los países líderes como India (7,3%) y China (6,3%).

“Si se deja de crecer a las tasas referidas, la clase media podría reducirse y ubicarse en una franja intermedia llamada clase vulnerable. Si bien este segmento de la población no es o ha dejado de ser pobre, aún no gozan de la seguridad económica para pertenecer a la clase media”, anotó Peñaranda.