Cinco tendencias de software que marcarán la gestión empresarial en 2018

0
497

Libertad de elección, automatización de procesos, customer experience, business inteligence y colaboración empresarial serán los retos empresariales del próximo año

La transformación digital ha ocupado las agendas de las empresas peruanas durante todo este 2017 y seguirá siendo un tema prioritario a lo largo de todo el 2018. Las empresas que ya han despertado y quieren concretizar esta oportunidad, crear valor y diferenciase de la competencia, necesitan incorporar herramientas tecnológicas para mejorar la gestión de sus negocios.

Según señala João Sampaio, Director de la Unidad de Negocio Internacional de PHC Software: “Vivimos en un momento en el que la tecnología dicta el ritmo de nuestras vidas y puede determinar la diferencia entre el éxito y el fracaso de un negocio. Las empresas no pueden mantenerse ajenas a todo ello, por lo tanto, deben adaptarse a un mercado en el que la competencia es muy agresiva y los clientes exigentes. La digitalización de la empresa es un elemento fundamental que aporta grandes beneficios a nivel de gestión empresarial, financiera y comercial. Recurrir al software adecuado, que sea capaz de facilitar y simplificar la gestión diaria, será un elemento clave y diferenciador”.

Es por esto que PHC Software, desarrollador de soluciones de gestión empresarial, desvela las tendencias de software que marcarán la gestión empresarial a lo largo del próximo año 2018:

1. Libertad de elección

Para las empresas será fundamental contar con herramientas que ofrezcan rapidez de acceso y adaptación a las preferencias de los usuarios. Habrá una gran tendencia para adoptar herramientas que permitan escoger no solo los dispositivos, sino sobre todo, el lugar y el momento en que se accede a la información y se trabaja. Las herramientas que estén preparadas para esta tendencia harán las empresas más productivas y estarán listas para la competitividad de los negocios modernos.

2. Automatización de procesos

Obtener agilidad es uno de los grandes motivos por el que las empresas adoptarán un software de gestión. Los sistemas integrados ERP tienen la capacidad de automatizar los procesos de las diversas áreas de negocio. Una empresa que ha implementado un ERP en sus procesos de gestión reduce en un 80% el tiempo de trabajo y, por consiguiente, es más productiva que una organización que sigue usando sistemas ofimáticos, según un informe sobre tendencias del uso del software de gestión en medianas empresas elaborado por PHC Software en Perú.

3. Estrategias enfocadas al customer experience

Los clientes no son iguales y, por lo tanto, no tienen las mismas necesidades. Resulta una obligación y será una tendencia empresarial cambiar junto a ellos. El consumidor actual exige agilidad, rapidez, eficacia y personalización por parte de la empresa. Es así que todos los puntos de contacto son importantes. Las empresas están enfocando sus esfuerzos en conocer mejor a sus clientes adoptando soluciones de gestión que los ayuden a gestionar, centralizar y aprovechar los datos que puedan obtener de los consumidores. Todo esfuerzo debe dirigirse en crear una experiencia completa que resulte única en todos y cada uno de los puntos de contacto con el cliente. Poner al cliente en el centro del proceso aporta valor y la personalización de la experiencia del usuario es clave en la fidelización de clientes.

4. Herramientas de apoyo a la toma de decisión

Las empresas necesitan tomar decisiones más rápidas y adecuadas con los datos que disponen, por lo tanto deberán adoptar herramientas que les permitan realizar análisis avanzados, totalmente adaptados a las necesidades de cada cliente, y que son fundamentales para que las empresas puedan tomar decisiones adecuadas más rápido que su competencia. Entre las soluciones más usadas se encontrará el software ERP, ya que tienen la capacidad de integrarse con otras soluciones de Business Intelligence para exprimir al máximo los potenciales de la empresa.

5. Promover la colaboración

Las empresas enfrentan dos grandes desafíos que están inter ligados entre sí: por un lado, la captación y retención de talento, y por otro, la heterogeneidad de generaciones que conviven dentro de las empresas. A pesar de tener un perfil tecnológico diferente, todas estas personas necesitan herramientas que les ayuden a realizar mejor su trabajo, a ser más productivas, a colaborar y a comunicar mejor. Es así que las empresas se verán en la necesidad de facilitar herramientas tecnológicas que permitan dar respuesta a estos nuevos desafíos.

2018 será un año clave en la transformación digital de la empresa peruana. La competitividad de las empresas pasa, necesariamente, por una gestión empresarial digitalizada, donde las tecnologías permitan una mayor agilidad, habiliten la disposición de libertad de elección y puedan adaptarse rápidamente a los constantes cambios.