Cancillería ofreció ayuda desde un primer momento a artista peruano en Venezuela

0
245

En relación con el deceso del ciudadano peruano, Carlos Fernández-Prada, quien deseaba retornar al Perú desde Venezuela, compartimos las declaraciones del viceministro de Relaciones Exteriores del Perú, Hugo de Zela.

1.- El Consulado General del Perú en Caracas tomó conocimiento el 12 de abril, a través de las redes sociales, de la situación del ciudadano peruano Carlos Fernández-Prada Pérez y desde un primer momento ofreció la ayuda correspondiente.

El señor Fernández-Prada agradeció el apoyo y transmitió su deseo de retornar al Perú. Por ello, el Consulado inició las gestiones para otorgar la ayuda correspondiente y emitir el documento de viaje.

Lamentablemente, ocurrió el deceso (aparente suicidio) cuando la oficina consular se encontraba regularizando su documentación para extenderle su salvoconducto.

2.-Ocurrido el fallecimiento, el Consulado tomó contacto con la Policía local, a fin de que la investigación en curso, para determinar las causas del deceso del connacional, se realice lo más pronto posible.

3.- El Consulado también ha contactado a la hija del fallecido, Michelle Fernández-Prada, quien reside en Venezuela.

A ella le ha ofrecido realizar las gestiones necesarias para repatriar los restos de su padre, y esta ha expresado que desea cremar dichos restos, lo que se concretará luego que finalicen las investigaciones y la policía entregue el cuerpo del difunto.

4.- En la conversación sostenida con la mencionada hija, se supo además, que ella nació en Argentina y posee las nacionalidades argentina y venezolana.

Asimismo, ha expresado al cónsul general en Caracas, Gonzalo Voto Bernales, que no desea adquirir la nacionalidad peruana y, por ende, viajar al Perú, siendo su intención ir a vivir a Uruguay de donde proviene su familia materna y vive su hermana.

5.- Se le ha dado instrucciones precisas al Consulado peruano en Caracas de continuar atendiendo este caso de cerca y mantener permanentemente informada de su desarrollo a la Cancillería.

(Fuente: Andina)