Brunch: Conoce la comida más divertida del fin de semana

0
182
  • Esta antigua tradición británica, hoy de moda en nuestro país, te permite disfrutar lo mejor del desayuno y el almuerzo, en un solo momento. Además, su variada carta te invita a probar refrescantes cocteles como acompañamiento.

El brunch, la tendencia gastronómica de fin de semana que combina en un solo evento el desayuno (breakfast) y el almuerzo (lunch), viene ganando cada vez más adeptos en nuestro país. ¿Pero de dónde surge esta idea? Contrario a lo que todos creen, el brunch no es una moda nueva. La mayoría de versiones sobre su origen coinciden en que nació en Inglaterra, a mediados del siglo XIX, y que buscaba brindar un momento de relax al ajustado horario británico.

Lo divertido del brunch está en la variedad de su carta, desde huevos Benedictinos, escalfados, revueltos o fritos; embutidos y bagels con tocino, en los salados; hasta muffins, tostadas francesas, panqueques, waffles, ensaladas de frutas, en los dulces.

Pero eso no es todo, la flexibilidad del horario del brunch- se realiza entre las 10am y las 2pm- te permite no sólo tomar jugos y bebidas calientes, sino brindar con delicados cocteles y aperitivos, sin sentir culpa.

Una opción ideal de cóctel, si te decides a disfrutar de un brunch este fin de semana, es el Aperol Spritz. Este aperitivo, de baja graduación alcohólica (11%) y sensación refrescante al paladar, se caracteriza por su color anaranjado intenso, equilibrado y gran sabor.

“Este aperitivo de tradición italiana, se puede maridar muy bien con platos hechos de ingredientes frescos, como frutos de mar o quesos, en el caso de los salados; o con frutas de la estación, en el caso de los dulces”, explica Luis Llanos, Brand Ambassador de Campari Group.

Si quieres dejarte seducir por su sabor, que se ha convertido ya en el favorito de miles en todo el mundo, te enseñamos su receta original:

Preparación de Aperol Spritz

  1. Llenar una copa de vino con hielo y darle vueltas hasta que la copa esté completamente fría.
  2. Retirar el exceso de agua de la copa.
  3. Llenar el 50% de la copa con Espumante Prosecco (recomendamos la marca Cinzano).
  4. Llenar la otra mitad con Aperol.
  5. Agregar un chorrito de agua con gas.
  6. Toque final, una media luna de naranja.
  7. ¡Disfrútalo!