“Bruce: Atrapado en su propia mentira”… Por: Octavio Huachani Sánchez

0
103

Lima, 04 de abril de 2017 (peruinforma.com/Escrito por Octavio Huachani Sánchez).-

Como vocero oficial del partido de gobierno, el congresista Carlos Bruce pensaba que tenía todo el aparato estatal a su disposición. Y no solo para actos oficiales, sino también particulares.

Por eso no dudó en solicitar desde su despacho congresal, que se brinde resguardo policial a la inauguración de su restaurante ‘La Trastienda’, ubicado en la Costa Verde.

En el oficio remitido por  Bruce al Jefe de la Región Policial Lima, Gral. PNP Hugo Begazo de Bedoya,  le pedía la presencia de efectivos y vehículos para el resguardo del evento que estaba programado en su local ubicado en la Costa Verde.

Una vez que se hizo público el documento empezaron a aparecer las críticas contra el congresista de Peruanos Por el Kambio (PPK), Carlos Bruce reconoció que fue un “error” enviar el pedido a la Policía Nacional utilizando un papel membretado del Congreso de la República.

“Acepté mi error desde el primer momento y salí a pedir las disculpas del caso”, dijo. Según Bruce el resguardo policial no se concretó porque  apenas se dio cuenta de su desacierto, retiró la solicitud.

Pero no era verdad porque el propio general Begazo informaría luego que su institución había declarado “desestimado” el pedido hecho por el congresista Carlos Bruce “por no ajustarse a derecho”.

Así las cosas, ayer la Comisión de Ética del Congreso recomendó suspender al vocero de PPK por 120 días así como su investigación en el Ministerio Público por el presunto delito de peculado doloso y culposo.

La reacción de Bruce

¿Díganme, esto les parece equitativo? preguntó a los periodistas que cubren las informaciones del palacio Legislativo. Quizás no lo sea, como tampoco fue que el general Hugo Begazo, a raíz de  este despropósito, ocasionado por el parlamentario oficialista resultara removido de su cargo de jefe de la Región Policial Lima para pasar a ocupar el cargo de Secretario Ejecutivo de la Policía Nacional.

Esta inaceptable medida merece las explicaciones del ministro del Interior, Carlos Basombrío, porque deja la sensación que ahora se toma represalias a quienes actúan de acuerdo a ley.