Bienes excedentes irán a colegios de extrema pobreza

0
175
PLENO Sesión matutina del Pleno del Congreso de la República

Pleno del Congreso aprobó norma que dispone transferencia de bienes para una segunda utilidad. Reiniciarán sesión a las 4:00 pm.

Los bienes dados de baja por instituciones públicas serán destinados a los centros educativos de las regiones de extrema pobreza, según el texto aprobado por mayoría por el Pleno del Congreso y conforme a las normas del Sistema Nacional de Bienes Estatales, establecidas por la Ley 27995, sobre los procedimientos.

La solicitud de los bienes deberá ser presentada por los directores de las escuelas que están dentro del mapa de la pobreza, en un plazo de 30 días hábiles después de la publicación en el portal web de la Superintendencia Nacional de Bienes Estatales.

Durante el debate, el parlamentario Osías Ramírez (FP) solicitó que se adhiera su proyecto de ley sobre el mismo tema y se destinen a los centros educativos estatales ubicados en las zonas declaradas en estado de emergencia como consecuencia de las lluvias e inundaciones.

Édgar Ochoa (NP) señaló que si bien el proyecto de ley presenta una preocupación por el mobiliario, no se puede legitimar que reciban lo que ya no les sirve a las instituciones públicas. “Es un tema delicado; es cierto que hay materiales que pueden ser útiles, no podemos señalar que solo la excedencia se entregará, sino también los dados de baja pueden ir como chatarra o basura. No puede hacerse una costumbre que las escuelas más pobres acepten el limosneo, la prioridad debería ser equipar a los más pobres”, afirmó.

Durante su intervención, Javier Velásquez (CPA) indicó que no es la óptica del limosnero lo que se desea implantar. “Existe la Ley N° 29151 (Ley General del Sistema de Bienes) que ya indica la donación de bienes en esas circunstancias; lo que la comisión dice es que le den prioridad a las escuelas en extremas pobreza, frente a la Policía Nacional; no son inservibles”, sentenció.

Por otro lado, Carlos Bruce (PPK) mencionó que el proyecto se presentó cuando era ministro de Vivienda porque encontró muchas computadoras que funcionaban, pero se encontraban en el almacén porque ya no estaban vigentes para los usos que se querían dar en la institución.

“Limpien los almacenes, donémoslo a alguien; es sentido común: debemos usar los activos del Estado de manera eficiente, no tiene por qué estar en el almacén, sino está obsoleto e inoperativo. Este proyecto de ley permite que usemos lo del almacenaje, pero no es la estrategia ni la gran reforma educativa, pero sí un uso racional de los activos”, remarcó.

Por su parte, Lucio Ávila (NA) opinó que sería bonito que todos los sectores pobres tengan computadores nuevas. “Durante mi gestión de rector (en una universidad de Puno), doné 20 mil carpetas nuevas y un poco destartaladas, y se lo llevaron como objetos valiosos los colegios para remplazar a las piedras. Este tipo de equipo que se desea entregar facilitaría que no se deterioren en los almacenes”, afirmó.

Zacarías Lapa (FA) dijo que se sentía extraño y apenado por ser representante de una de las regiones más pobres y que sean atendidos con lo que sobra o se da de baja. “No voy a apoyar que lo que esté de baja lo estén llevando a los colegios, debemos exigir un presupuesto adecuado del Ministerio de Educación”, enfatizó.

Finalmente, Eloy Narváez (APP) exhortó al Ejecutivo a declarar a los colegios en extrema pobreza en emergencia. “Vamos a frustrar a esos niños con equipos que en unos meses no servirán para nada, migajas del Estado no aceptamos los provincianos.”, afirmó.

El dictamen del proyecto se aprobó con 80 votos, 4 votaron en contra y tuvo 8 abstenciones.