Belmont plantea menos peajes y una auditoría a comuna limeña

0
168

Exalcalde dice que nunca pidió agredir a los venezolanos que llegan al país

Busca regresar al cargo después de 23 años, y lo hace con el mismo estilo que lo catapultó al éxito como político y comunicador, siempre optimista, de hablar sencillo pero franco para el limeño promedio. Nos referimos a Ricardo Belmont Cassinelli, el exalcalde de Lima que ahora intenta repetir el plato con los colores de Perú Libertario.

Belmont fue el invitado del programa Democracia 2018. Tú Decides, de Andina Canal Online, donde expresó su respaldo a la decisión del Congreso de crear la Autoridad Autónoma del Transporte y anunció que de ganar los comicios propondrá retirar el cobro del peaje en las grandes vías de la capital.

Manifestó que la autoridad autónoma es una idea “magnífica”, y que incluso ya lo había planteado cuando fue alcalde de Lima en la primera mitad de la década de 1990 porque permitirá concentrar responsabilidades y competencias en un solo organismo, lo que antes era motivo de disputa entre las comunas de Lima y Callao.

No al peaje

El candidato de Perú Libertario fue categórico en decir que no tiene sentido cobrar peaje en una vía existente, que no fue construida por la empresa concesionaria, como la carretera Panamericana, con la justificación que de esa manera se asegura su mantenimiento.

“Todo tiene que volver a su estado original. Las pistas que hicimos en los años 90 no pueden tener peaje. No puede haber peaje de San Juan de Lurigancho hasta Ancón, cuando nosotros rehabilitamos esa vía. Es como si un día te impusieran un peaje por la casa que ocupas, pero cómo, si es tu casa”, señaló.

Mencionó que las empresas concesionarias de los peajes obtienen ganancias por 400 millones de soles, pero a la municipalidad solo le corresponde el 7%.

Apuntó que el peaje se utiliza para financiar la construcción de una vía que no existe y se cobra para que la empresa que lo construyó recupere su inversión y tenga rentabilidad, pero no se justifica para una carretera o una autopista existente, como la Panamericana o la Vía de Evitamiento.

En el tema de la lucha contra la corrupción, adelantó que de ganar la alcaldía realizará una auditoría a la gestión de Luis Castañeda Lossio, sin que ello signifique adelantar juicio.

Auditoría

“Después de manejar la ciudad por 12 años, se debe hacer una auditoría, ver cómo se encuentra el municipio porque muchos contratos se han suscrito de espaldas al pueblo”, anotó, para luego añadir que la actual administración no ha sido clara en el presupuesto de la ciudad para obras.

Para Belmont, las soluciones a los problemas de Lima, como inseguridad ciudadana y transporte, se esbozaron en el Plan Metropolitano que se elaboró en su gestión, pero lamentablemente se frustró por la decisión del entonces presidente, Alberto Fujimori, de recortar el presupuesto de la ciudad en 90% mediante el Decreto Legislativo Nº 776.

Su compromiso es retomar ese plan y actualizarlo, además de solicitar el apoyo del Gobierno Central para que la capital cuente con el presupuesto suficiente a fin de financiar las obras que requiere.

En el tema de la seguridad ciudadana, aseguró que el alcalde poco puede hacer si no cuenta con el apoyo del Gobierno; por ello, buscará desde el primer día la coordinación con el Ministerio del Interior para reordenar la asignación policial en los distritos. No puede ser posible que en San Juan de Lurigancho haya un policía por cada 2,500 habitantes, y en San Isidro, la media es un policía por cada 200 habitantes.

En el ámbito del transporte, su propuesta más audaz es una vía aérea alterna a la Carretera Central, con peaje, pues será una carretera nueva que aliviará el tránsito en esa zona de la ciudad, ahora congestionada por el transporte pesado y de pasajeros que viaja a la sierra central. Otra propuesta es la renovación del parque automotor, y alentar la educación vial.

Mayor experiencia

El exalcalde de Lima dijo que nunca tuvo expresiones discriminatorias contra la migración venezolana al Perú, sino que expresó su preocupación de que esa cifra llegue al millón de personas a fines de año y no existan los recursos para atenderlas.

Nunca pedí agredirlos, por el contrario, hay que respetarlos y cuidarlos, pero la preocupación subsiste, no hay trabajo para los peruanos y hay una pauperización del sueldo mínimo, señaló.

Belmont expresó sus dudas de participar en el debate de candidatos organizado por el Jurado Nacional de Elecciones, pues, a su juicio, ello sirve para enfrentar a los candidatos, cuando lo que se requiere es unidad.

Si yo gano, voy a convocar a varios de ellos para que me apoyen en la gestión, anotó.

En la entrevista, manifestó que 23 años después de dejar la alcaldía regresa con mayor experiencia y la satisfacción de haber superado infundios que se tejieron sobre su persona, que incluso lo llevaron al Poder Judicial.

También reiteró que si gana, pedirá un diálogo a favor de la ciudad con el presidente Martín Vizcarra.

Perfil

Belmont fue alcalde de Lima en dos períodos (1990-1993 / 1993-1995) y congresista de la República entre el 2009 y el 2011, cuando ocupó el cargo en reemplazo del fallecido Alberto Andrade, quien lo sucedió en la alcaldía de Lima.

En 1989 fundó el Movimiento Obras, del cual fue presidente. En 1995 postuló a la Presidencia de la República por esta agrupación, sin éxito.

En el 2015 fue anunciado como candidato a la Presidencia por el movimiento Siempre Unidos, pero renunció por discrepancias con el fundador Felipe Castillo.

 

(Fuente: Andina)