Bajas temperaturas aumentan riesgo de infecciones respiratorias en menores de 5 años

0
271

Las bajas temperaturas de estas semanas están incrementando el riesgo de que más niños menores de 5 años de edad puedan padecer de infecciones respiratorias (IRAS) agudas, advirtió la doctora Patricia Llaque, coordinadora del Servicio de Neumología del Instituto Nacional de Salud del Niño (INSN) de San Borja.

Las IRAS más frecuentes como el resfrío común, la faringitis, otitis o sinusitis comprometen las vías respiratorias. Sin embargo, las de mayor morbilidad y mortalidad son las que afectan las vías respiratorias inferiores: bronquitis, neumonía y tos ferina.

La infección respiratoria aguda de mayor riesgo de complicaciones y altos costos de atención es la neumonía, que afecta al pulmón y generalmente ataca a niños menores de 5 años o con alguna comorbilidad, como desnutrición o cardiopatía.

La neumóloga pediatra agregó que en el INSN se han realizado 20 procedimientos quirúrgicos para el manejo de neumonía complicada. Además, el servicio de Neumología ha realizado 100 procedimientos de broncoscopía que sirve para evaluar la vía aérea y tomar muestras significativas en niños con neumonía recurrente, neumonía complicada o neumonía en niños inmunosuprimidos.

“Los niños con IRAS deben ser evaluados por un médico para determinar el tratamiento y evitar complicaciones. No es recomendable comprar medicinas directamente de la farmacia sin evaluación médica, ya que esta práctica puede derivar en el uso inapropiado de antibióticos y generar resistencia a los mismos por parte de las enfermedades”, sostuvo Llaque.

La aplicación oportuna de vacunas cubiertas en el Esquema Nacional de Inmunizaciones del Ministerio de Salud (Minsa) y la vacuna anual contra la influenza es una medida importante en la prevención de infecciones respiratorias agudas en niños.

Otras medidas importantes de prevención son: mantener un estado nutricional adecuado mediante el consumo de alimentos variados que incluyan en la dieta carnes, frutas y verduras, además de evitar el hacinamiento y ventilar las habitaciones de la casa abriendo las ventanas.

También es importante lavarse las manos antes y después de comer o ir al baño, cubrirse la boca y la nariz con el antebrazo al estornudar o toser, y abrir las ventanas para ventilar las habitaciones.

En caso de IRAS agudas complicadas, los niños presentan fiebre persistente, pobre tolerancia oral y/o dificultad respiratoria (respiración rápida o hundimiento de tórax). De ser así, el paciente debe ser evaluado en el centro de salud más cercano.

Los padres deben evitar que sus hijos enfermos asistan a la escuela, ya que pueden contagiar a otros chicos. Además, los niños enfermos pueden contagiarse con 200 tipos de virus que hay en el colegio y producir enfermedades respiratorias.