Atractivos turísticos del Cusco serán afectados si no hay prevención

0
219

A fin de prevenir una serie de desastres naturales en la Región Cusco y ahuyentar el turismo receptivo, así como el turismo interno, Arvo Corporación planteó una serie de acciones en favor de Aguas Calientes,  distrito cercano al Santuario Histórico de Machu Picchu, una de las siete grandes maravillas del mundo moderno.

Su gerente general, Marco Antonio Núñez del Prado, advirtió que Aguas Calientes  es una zona muy importante en la actividad turística y estaría en riesgo por afectación de las quebradas y la ubicación que más adelante podría generar altos riesgos.

“Se deben considerar urgentemente obras complementarias para controlar las aguas desde las partes más altas, o sea, la cabecera de cuenca y la misma cuenca en lo referente a medidas estructurales con proyectos concretos”, recomendó.

Señaló que caso contrario, el turismo sería el más afectado, teniendo en cuenta que gran parte de la población cusqueña vive de la referida actividad económica.

“Machu Picchu es el máximo atractivo turístico que ofrece nuestro país al visitante extranjero y por ende, debe ser protegido de todo tipo de desastre natural”, refirió Núñez del Prado.

nota

En las zonas de San Salvador, Pisaq, Urubamba y Taray, Marco Núñez del Prado manifestó que se deben delimitar fajas marginales.

En el caso de San Salvador, sugirió la fiscalización y evitar la alteración del curso del rio por actividades extractivas de material de acarreo y la contaminación correspondiente.

Sobre Pisaq, Núñez del Prado indicó que se debe realizar el monitoreo y modelamiento de activación de quebradas y la fiscalización de vertimientos y contaminación del río, así como Así mismo incorporar la gestión del agua en el plan maestro del distrito.

En lo referente a la zona del Urubamba, advirtió hay un alto riesgo de la desglaciación de los nevados en la zona y propensa a una fuerte contaminación del rio.

“Debe haber un fuerte control de vertimientos y las invasiones que contaminan y distorsionan los principales atractivos turísticos del Valle Sagrado de los Incas”, expresó.

“Se teme el riesgo de huaycos muy grandes similares al registrado en Yungay, Áncash. Igualmente, se debe delimitar las fajas marginales en todo el valle y evitar la invasión de los centros poblados, controlar los botaderos y activación de las quebradas a fin de  evitar el desborde del rio”, finalizó.