Argelia teme la muerte del líder del Polisario tras el deterioro de su salud

0
141

Ante el deterioro súbito del estado de salud de Brahim Ghali, presidente de la autoproclamada Republica Saharaui en el territorio argelino de Tindúf, el régimen argelino manifiesta una gran preocupación ante el temor de la perspectiva de su desaparición.

De hecho Brahim Ghali ha sido transferido el sábado 15 de septiembre al ala presidencial del hospital militar de Argel.

Según observadores diplomáticos en Argel el régimen argelino teme lo peor y la movilización de la presidencia y de los servicios de inteligencia está en su apogeo.

La desaparición del líder del Polisario en estos momentos tendría grandes consecuencias sobre las pretensiones geoestratégicas de Argel en la región.

Considerado hombre de paja del régimen argelino en la disputa que lo enfrenta a Marruecos sobre el Sáhara Occidental, su desaparición desbarataría todas las cartas de Argelia en este conflicto, teniendo en cuenta que no está a la vista ningún sustituto para el relevo.

Además se teme que el anuncio de su muerte termine por provocar un enfrentamiento tribal y una sublevación de la población saharaui que vive harta de las condiciones infrahumanas y de la privación de su libertad durante cuarenta años.

La enfermedad de Ghali ha sido señalada varias veces por sus oponentes en el Frente ¨Polisario. Se trata de una hepatitis C (VHC) que ha alcanzado una etapa muy avanzada causando cirrosis hepática. Las informaciones sobre su incapacidad física habían sido reveladas después de su elección como jefe del frente en 2016.

Resulta que Brahim Ghali no es el único cuyo estado de salud vacila peligrosamente. El que es considerado como su mentor, el presidente argelino Abdelaziz Bouteflika, se encuentra también entre la vida y la muerte desde su accidente cerebrovascular en 2013.