Instalan albergue de Barrio Seguro para damnificados de Río Seco de El Porvenir

0
438

Lima, 03 Abril 2017 (peruinforma.com).-

Pese a las dificultades que imponen los desbordes de ríos y aniegos en diversos  sectores de la ciudad de Trujillo, la estrategia multisectorial Barrio Seguro no se detiene. Así, para continuar brindando servicios y capacitación en Seguridad Ciudadana a los vecinos de la ciudad hoy se instaló el primer albergue Barrio Seguro en Río Seco de El Porvenir.

 Susel Paredes Pique, asesora del gabinete del Ministerio del Interior y responsable de Barrio Seguro Trujillo y Barrios Altos (Lima), informó que el albergue, instalado en el Polideportivo Inca Roca de El Porvenir, favorecerá a 114 personas, integrantes de 32 familias que lo perdieron sus viviendas y pertenencias debido a los desbordes e inundaciones.

 “El huaico vino y se llevó Río Seco. Barrio Seguro ha continuado trabajando durante la emergencia porque el huaico no discrimina entre los damnificados. Ellos son zapateros emprendedores, ladrones, sicarios, amas de casa. En el albergue se continuará trabajando con la comunidad, articulando los organismos del Estado para garantizar un espacio libre de alcohol y drogas, controlado con participación de la policía comunitaria”, explicó Paredes.

 La instalación del albergue se realizó en coordinación con el alcalde de El Porvenir, Paul Rodríguez Armas, y con la Red Nacional de Promoción de la Mujer del distrito. La participación de la red es muy importante, ya que sus voluntarias serán las encargadas de la preparación de alimentos para los damnificados.

 “Con la instalación del albergue Barrio Seguro en el polideportivo también se ha logrado la liberación del colegio Indoamericano, donde se había instalado provisionalmente a los damnificados. Como ya están por iniciarse las clases, era necesario contar con ese local para fumigarlo y prepararlo para recibir a los alumnos”, agregó la responsable de la estrategia.

 Barrio Seguro Trujillo trabaja desde el 14 de octubre del 2016 en los barrios de Wichanzao en La Esperanza, Florencia de Mora y Río Seco de El Porvenir, consideradas como las zonas de más alta peligrosidad en la ciudad debido al azote e influencia de peligrosos delincuentes y sicarios que se ocultan en dichas áreas.