“Alan García lo que dijo y no dijo…” Por Octavio Huachani Sánchez

0
854

Acostumbrado a la polémica, Alan García no pierde ocasión para lanzar dardos a diestra y siniestra. Su intención es causar debates que lo mantengan en la noticia.

En reciente entrevista al diario El Trome, el expresidente afirmó que no volvería a tentar la presidencia por tercera vez y esbozó dos motivos: por la edad y por haberlo sido dos veces. “Creo que una nueva promoción debe actuar en el partido aprista” señaló.

Un anuncio que pocos le creen porque no es la primera vez que lo dice y que a la vuelta de la esquina diga “que el pueblo me pide que vuelva a Palacio”.

Quizás en esta oportunidad la difusión de la última encuesta realizada por Pulso Perú, el Apra y Fuerza Popular son los partidos porque los que los peruanos no votarían en unas próximas elecciones. El 88% indicó no votarían por el partido aprista y un 85% por el fujimorismo.

Para el Apra esta tendencia no es nueva. No hay que olvidar que en las últimas elecciones generales apenas lograron superar la valla del 5%.

¿Qué pasó con el partido fundado por Haya de la Torre que antaño colmaba toda la avenida Alfonso Ugarte en el Día de la Fraternidad y que este año pasó desapercibida?

Esta orfandad es, según declaró Luis Bedoya Reyes a la revista Caretas, porque “García destruyó al Apra”.

Pero las críticas también vienen desde dentro del Apra. Alan Rivera, escritor, politólogo y militante del Partido Aprista, le pidió al expresidente Alan García que suspenda su militancia mientras se esclarecen las imputaciones que pesan en su contra  por casos de presunta corrupción ocurridos durante su segundo gobierno.

“Haya de la Torre dijo que todo aprista que tenga un problema de acusaciones suspenda su militancia, y que luego que demuestre que es inocente regrese”.

“El compañero García no puede usar al partido como un escudo”, señaló en una entrevista con RPP Noticias.

Alan Rivera, cuestionó que durante los últimos 35 años “muchos militantes no han tenido la oportunidad de poder asumir la responsabilidad de conducir el partido de Haya de la Torre. En ese sentido pidió la renovación de las figuras del partido”.

“No hemos tenido una plena democracia dentro del Apra, ha sido un partido que se ha guiado por un caudillismo, por un ‘Alanismo’, y eso ha sido pernicioso para el partido porque el Apra ahora está en escombros y tenemos que reconstruirlo”, dijo.

Pero Alan no se da por aludido.

En la entrevista señalada líneas arriba, García afirma que en su último gobierno actuó de buena fe. “Si acaso hubo irregularidades estas fueron cometidas por funcionarios de segundo nivel”, dijo.

“Los señores Edwin Luyo y Jorge Cuba traicionaron la confianza que les dio su ministro al designarlos”, señaló.

Sin embargo al respecto el ex ministro de Transportes y Comunicaciones, Enrique Cornejo, hizo un deslinde al señalar que a Cuba se lo impusieron como vice ministro. “La orden vino de arriba”, dijo en esa oportunidad.

Sobre su pedido de asilo a la embajada de Uruguay García lo justificó porque “el Perú ha entrado a una justica plesbicitaria. Primero te encarcelo y después veo si eres culpable de algo y de qué. Es decir pone la carreta delante de los caballos”, se quejó. “No hay justica porque los fiscales y jueces juegan para las tribunas. Buscan el aplauso fácil” arguyó.

La mejor defensa es el ataque

Los medios de comunicación, el IDL y otros políticos también fueron blancos de sus ataques.

Sobre el presidente Martín Vizcarra dijo que hay poco por criticarle porque simplemente no hace nada. Puso como ejemplos la anemia que afecta a la población infantil del país y señaló que nada se ha hecho por la reconstrucción del norte del país afectados por el fenómeno del Niño Costero y que dejó a miles sin hogar.

García olvidó mencionar a los damnificados por el terremoto que afectó a miles de familias del Sur del país que sucedió en su gobierno y que hasta ahora estan desatendidos.

Finalmente dijo que el presidente Martìn Vizzarra está vinculado a la corrupción porque fue socio de Conirsa y apoderado del señor Graña, principal socio de Odebrecht.

Otra vez olvido mencionar a Transportes Reyna de propiedad del hijo de Luis Nava su secretario en Palacio de Gobierno en dos gobiernos. Pero no solo fue el vástago de Nava. También los hijos de Javier Velásquez Quesquén, Luis Alva Castro y su propio hijo.

Amnesia selectiva le llaman.