Alan García: la última entrevista del expresidente

0
529

Fue concedida un día antes de su muerte

La última entrevista concedida por Alan García Pérez se produjo el martes, un día antes de su muerte, al periodista de RPP, Carlos Villareal. Conoce aquí lo que dijo el hoy desaparecido expresidente.

¿Es consciente de que esta entrevista puede ser la última que da?

Nooo.

…en libertad? Seguramente ha escuchado la posibilidad de detención preliminar.

Muchas veces he escuchado eso y nunca se ha cumplido. Y en este caso concreto ningún documento de los que se ha mostrado me alude, me menciona, ninguna delación o indicio me vincula con nada. El propio señor (Gustavo) Gorriti que ha hecho la presentación de esos documentos ha dicho “nosotros no decimos que García esté vinculado”. Después deslizan “como el señor (Luis) Nava fue su secretario general en la Presidencia, seguramente tenía algo que ver” pero esa es una especulación, no hay ninguna razón fáctica, lo que se dice, hecho concreto. Y con especulaciones no se priva a una persona de la libertad, ni siquiera de manera preliminar. Me parece que eso sería una gran injusticia, aunque las hemos visto últimamente.

Usted dijo en una oportunidad que tenía colaboradores fuentes en el Ministerio Público. ¿No ha recibido ninguna información al respecto?

No. Evidentemente es una situación difícil… Ser Presidente del Perú es un inmenso honor, y yo lo he sido dos veces; y si la Patria llega a convencerse de que tengo algo de qué pagar, pues es la Patria, así como la he servido y he hecho cosas por ella, no estoy aquí para refunfuñar y odiar. Yo confío en la historia, yo soy cristiano, creo en la vida después de la muerte, creo en la historia y, si me permite, creo tener un pequeño sitio en la historia del Perú. De manera que tener miedo de eso no lo encontrará en mí… Ahora, porque hay unos fiscales que quieren pasar a la historia inmediata y a los titulares, pues pasaré ese trago amargo, siempre es así mi vida.

O sea, ¿usted va a estar en su domicilio esperando?

Estoy…

Se lo pregunto, porque usted dijo “será un orgullo quedarme en mi país” pero a las horas se fue a la embajada de Uruguay ¿Qué nos garantiza que no hará lo mismo?

Porque usted me acaba de recordar que se avisó que del impedimento de salida se pasaba a una detención inmotivada. Y yo hice uso de un artículo constitucional, que dice que tanto usted como yo y todos los peruanos tienen derecho a pedir asilo cuando hay una violación legal. Cerrado ese capítulo ya no se puede hacer nada más que esperar, pero repetir siempre: no hay nada que me vincule. Y eso llena de odio a mis adversarios, a los que me tocó derrotar dos veces… los llena de odio haber dicho que tenía una casa al lado de Julio Iglesias de 10 mil metros. ¿Se acuerda usted del informe Lark? Que tenía 20 millones de dólares en unos bancos, pues esta vez ni siquiera eso hay. Se menciona a dos personas, como podría mencionarse a otras, y todavía eso no se ha probado. Por eso yo he dicho: lo racional es esperar que esas personas hagan sus descargos, den sus respuestas y demuestren lo que saben y esperar lo que se ha esperado tantos meses, que el señor Barata, por fin, declare.

¿No tomará una acción para no enfrentar a la justicia?

No, no, no. Yo no eludo enfrentar a la justicia.

…y qué hizo en la embajada?

No. No me lo recuerde en esos términos, además, ese es un derecho constitucional cuando hay una arbitrariedad de un fiscal que excede sus atribuciones, que sin razones de hecho y sin pruebas dice “se me ocurre, especulo, tengo la conjetura de que el señor Villarreal está en una mafia de drogas, metámoslo adentro”…, pero cerrado el capítulo del asilo, que es un derecho constitucional, pues queda el camino de apelar, de esperar, de la verdadera justicia, que está en los jueces. La Corte Suprema de Justicia acaba de decir que en nuestra patria los fiscales están abusando de la detención preventiva argumentando peligro de fuga, etc.

¿No acudirá a ese derecho?

No, no. A los derechos se acude una vez en la vida y punto. Aquí, lo que habría de hacer, en el malhadado caso que ocurriera eso, es esperar con paciencia. Cuando yo era presidente estaba diez años impedido de salir del país. Cuando he venido, estoy 18 meses impedido de salir del país, ya pasaron cuatro. Y cuando estuve en la embajada estuve 15 días en una especie de arresto. De manera que es un problema de paciencia, y paciencia tengo. Lo que no me parece bien, y que todos los peruanos lo sepan, es que se diga en una resolución de Fiscalía que se pide la detención preliminar de una persona porque habría podido haber recibido dinero de personas cercanas. ¿Le parece justo?

Usted menciona la palabra especulaciones pero la información que llega de la investigación del Ministerio Público de Brasil son hipótesis que necesitan ser corroboradas…

Usted mismo ha dicho, son hipótesis… Esas son especulaciones. Una especulación es una hipótesis.

-En base a evidencias que se manejan. Por ejemplo, en el caso del señor Nava, hay documentos que se han conocido sobre estos pagos hechos a través del señor Atala y una off shore en la banca de Andorra. Son evidencias…

Perdón. Son noticias. En el momento en que el señor Nava o el señor Atala presenten sus documentos o demuestren que esa off shore no existe, tal vez, hablaremos, o de pronto…

…viene información de Brasil.

Bueno, mire lo que está usted diciendo: vienen…

Pero son las investigaciones que se realizan.

No, perdone, todavía no se ha homologado el acuerdo del Perú con Brasil. Y esos documentos son solo trascendidos de allá. Yo no estoy para defender esos temas, simplemente digo que, como usted ha dicho, son hipótesis, especulaciones, y por tal razón, y porque creo en mi país, que no se ha barbarizado tanto todavía, estoy convencido de que no hay este tipo de tensiones o restricciones. Mire lo que ha pasado con el señor Kuczynski, que sin muchas razones lo detienen pudiendo mantenerlo en la condición que estaba para que asista a su proceso.

¿Qué opina sobre la situación del señor Luis Nava, acusado de recibir 4 millones de dólares a través de Miguel Atala? La hipótesis es que fue una especie de intermediario para que el dinero llegue a usted. ¿Qué le parece esta denuncia?

Me parece ruinosa, malintencionada y hasta torpe porque durante dos años han buscado bienes, cuentas, millones, delaciones brasileras y no las tendrán porque no hay nada. Yo ya me he cansado de decir si otros se venden, yo no. Yo creo en otra cosa que es diferente a irse al ataúd con una alcancía llena de dinero. No sé si logro transmitirlo pero eso es lo que quisiera transmitir a mis compañeros y los ciudadanos. Es decir, hay valores y riquezas mucho mayores que el oro y esas cosas.

Me llamó la atención conocer el número de visitas que Barata le hizo a Luis Nava en Palacio de Gobierno. Su labor fue administrativa, pero hay reuniones de 6 horas. ¿Por qué?

No lo sé. No me pongo a defender. Si hubiera una cámara de televisión que dice 8 de la mañana, salida a las 2 de la tarde.

Está en los registros de Palacio de Gobierno…

No. Palacio de Gobierno, es un soldado que apunta en la puerta normalmente y nada más… Pero puede, una persona no apuntar las cosas. Ha habido otra gente que ha entrado, personas, y ni las apuntan. No le doy valor religioso en Semana Santa valor canónico, a lo que apunta el que está en la puerta, pero el señor Barata ha ido varias veces, yo lo recibí 13 veces, de ellas 9 para el Teatro Nacional… Yo no creo que haya tenido una reunión con nadie de seis horas, eso ya sería extrañísimo.

-El señor Nava lo aceptó.

¿Seis horas?

Habló de una reunión de 2 horas y media. ¿Por qué tendría que reunirse con él?

No lo sé… La Secretaría General está a unos 80 metros en pasadizos y recovecos de Palacio. Y yo no sé si una persona entra o sale ¿no? A Palacio, donde hay 480 personas permanentes entran miles.

¿El señor Nava le hizo referencia de esas reuniones?

No. Me hacía referencia cuando el señor Barata…a Palacio no se entra de frente, se abre la puerta y se dice vengo a hablar contigo, Presidente, no… Tiene que pedir permiso telefónico, luego lo recibe un funcionario o el secretario de la Presidencia, avisan telefónicamente y el edecán conduce a la persona hasta el Presidente…

Hay gente de su entorno que ha recibido dinero.

Yo no doy por hecho. Sí, usted me puede decir que hay funcionarios, que no son de mi entorno, (como) el señor viceministro de Transportes, donde sí han acreditado su propiedad, su dinero, ocho millones creo.

 

El señor Atala ha reconocido el depósito en una offshore.

Está bien.

Y sale con una hipótesis…

Él tiene sus explicaciones. Los señores que lo acompañan en este momento son de su entorno también, trabajan con usted, los ve alguna vez, pero no son amigos inmediatos, no los ve todos los días. No nos equivoquemos.

Le estoy consultando.

Estoy convencido de que ahora uno articula las cosas y dice gente de su entorno. Bueno, el señor Nava sí era de mi entorno

Era de su confianza…

El señor Nava era un funcionario de confianza importante del Gobierno y estoy convencido de que dará sus explicaciones. Pero el señor Atala es una relación social, como podría serlo Divizia, como podría ser cualquier empresario al cual en un momento se le llama: ayúdennos a poner nombres en una institución que se encargará de la creación de trabajo en el Perú, pero que no funcionó nunca…

-Las evidencias más claras en su contra están en la famosa conferencia que dio en Sao Paulo de 2012… Usted dijo que no lo han mencionado en las declaraciones…

Ni el señor Grillo ni Barata, etc. Pero permítame hablar de la conferencia. ¿Sabe usted quién fue el primer vicepresidente de FIESP? La empresa Odebrecht. Y punto. Y yo no recibo un soborno de 70 mil dólares, que usted podría recibir en su bolsillo…

-No, gracias…

Yo no lo recibo haciendo un viaje, volviendo en la noche, dando una conferencia ante 300 personas para ganar 70 mil dólares líquidos porque pago 30 mil a la SUNAT transparentemente.

-La Fiscalía de Perú interrogó a Marcos Grillo y dijo que por orden de Barata pagó 100 mil dólares para usted mediante simulación con el estudio de abogados Américo Espínola. Entonces, sí lo mencionó.

Lo que ha dicho Grillo y le pido que lo lea nuevamente, es que ese dinero no era por ninguna obra, por ningún soborno, por ningún favor que hubiera hecho años antes el Presidente, porque yo ya no era Presidente, soy un privado y puedo contratar con quien sea. Y así como ustedes invitaban a Barata a sus reuniones, porque sí lo invitaban, en esa época, el 2012 ¿quién hablaba mal de Odebrecht?

-Usted ha dicho que es víctima de una persecución ¿de orden político, un tema personal?

Hay una obsesión de muchos años, no de ahora, no del tema Odebrecht. Le conté del informe Lark y todas las cosas del 90 al 98. Una obsesión. Yo qué culpa tengo de haber triunfado en las elecciones; a veces me pregunto ¿por qué?, ¿para qué?

¿Es consciente de que hay mucha gente que quiere que vaya a prisión?

Evidente. ¿Soy tonto?… enemigos tengo y de sobra, y examigos tengo más. Lo terrible de nuestra patria es que un político que no tiene poder, tiene enemigos ruidosos y amigos silenciosos.

(Fuente:Andina)