“Aerolíneas son competitivas y no necesitan exoneraciones”

0
322

Perú dejará de recaudar USD 1,300 millones si prospera medida, dice Richard Arce

Las aerolíneas son competitivas y no necesitan exoneraciones, sostuvo el congresista de Nuevo Perú, Richard Arce, al advertir que, si se aprueba exonerarlas de impuestos, el país dejaría de recaudar 1,300 millones de dólares en los próximos tres años.

–¿Las empresas aéreas necesitan exoneraciones tributarias?

–De ninguna manera, más con el antecedente de que ya recibieron exoneraciones y se generaron pérdidas para el Estado. Hay que partir de la premisa de que estamos en un año bastante peculiar. La ministra de Economía, Claudia Cooper, ha manifestado que si se compara la recaudación fiscal del primer semestre del 2016 con la del primer semestre del 2017, esta se redujo en 5%. El tema es crítico.

Sumémosle las circunstancias en las que estamos: una situación de contracción económica. Registramos un déficit fiscal que se sigue manteniendo desde el gobierno anterior. Se necesita un impulso económico y este se da con inversiones y las únicas que vamos a tener son las del Estado. ¿Y cuál es la fuente de financiamiento? Son solo dos sectores: o bien la recaudación fiscal o el endeudamiento.

Los economistas recomiendan que debemos incrementar nuestro nivel de endeudamiento para lograr un nivel de competitividad en el ámbito de América Latina y mantener nuestros indicadores macroeconómicos, pero también es muy importante la recaudación fiscal.

Sobre la presión tributaria estamos en el orden del 16% respecto al producto bruto interno (PBI). Comparativamente con otros países de América Latina es de las más bajas, lo que es preocupante porque esto nos genera una limitación en la recaudación y sumémosle el escenario que vive el país, donde hay un conjunto de demandas sociales.

–Pero el argumento de la propuesta de Fuerza Popular es que se beneficiará a las micros, pequeñas y medianas empresas aéreas.

–Las microempresas no existen en el rubro aeronáutico, en el que se necesita una gran inversión. Hay criterios para determinar en función del número de trabajadores y de la cantidad de ventas anuales qué es microempresa, pequeña empresa, mediana empresa y gran empresa.

Todas las firmas aeronáuticas están en el orden mínimo de mediana empresa, no se las puede considerar como micro o pequeña empresa, es un doble rasero, un doble discurso, que pretende evadir una responsabilidad respecto a entregar concesiones a estas empresas aéreas, que en el país son muy rentables.

Detrás de esto están, más bien, las grandes compañías que poseen prácticamente el control del mercado, muchas de ellas con un pésimo servicio. La relación con el cliente es bastante negativa.

Pero más allá de esa percepción, acá hay una responsabilidad de garantizar que se paguen los impuestos como corresponde, pero no se les puede dar exoneraciones tributarias, más aún en este escenario.

–Ya en el pasado se dejó de percibir más 1,700 millones de dólares por estas exoneraciones, ¿el fisco dejaría de recaudar una cantidad similar o superior?

–Las exoneraciones deberían tener un horizonte. No es que se determine de manera continua en el tiempo. Es una de las imperfecciones de la propuesta. Se debería poner un plazo si realmente hay una intención. En este caso, lo que están buscando es beneficiar [a las compañías]. Se habla de más o menos 1,300 millones de dólares que se perderían en los próximos tres años y eso es realmente grave para un país donde requerimos ingresos.

No se puede generar exoneraciones tributarias en un sector que sí es competitivo y no requiere de incentivos fiscales. Al contrario, necesitan exigencias fiscales para que cumplan sus obligaciones con el Estado peruano.

–¿Cuál debe ser la posición del Ejecutivo?

–Todavía tenemos la esperanza de que en la segunda votación el fujimorismo recule y tome la decisión de votar en contra, tras respaldar la propuesta en primera votación.

Pero en el supuesto de que se apruebe el proyecto de ley, tiene que pasar al Ejecutivo para que el Presidente de la República lo promulgue, pero también es una prerrogativa constitucional del Mandatario observar la norma para que regrese a comisión.

Proyecto sobre regalías mineras

Richard Arce sostuvo que su despacho está impulsando un proyecto de ley sobre regalías mineras y que estas se vuelvan a cobrar sobre la base de las ventas y no de las utilidades que generen las empresas del sector.

“En el Perú estaba estipulado que se cobraba entre el 2% y 3% del valor de las ventas. Así estaba la ley que se promulgó en el 2004. Durante el gobierno de Ollanta Humala, en 2011, se modificó la norma con la idea del gravamen minero, supuestamente para estimular un mayor ingreso para el país”.

El congresista Richard Arce recordó que este cambio generó un perjuicio para el Estado de 300 millones de dólares solo entre el 2012 y el 2015.

Tras manifestar que su propuesta está en la Comisión de Energía y Minas, el legislador de Apurímac dijo que los montos por regalías no constituyen ningún perjuicio para las empresas.

Incluso, al comparar con otros países de América Latina, todo calculado sobre las ventas, los índices son mayores y llegan hasta el 5%. “Queremos que se regrese al cálculo sobre las ventas y que se mejore la distribución de los recursos, para fines productivos”.

Pérdidas

La Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (Sunat) ha informado que en exoneraciones fiscales el país pierde cada año 15,000 millones de soles, recordó Richard Arce.

El legislador refirió que el Estado “deja de percibir también 11,000 millones de soles por devolución del IGV y parte del impuesto a la renta”.

Si se suman los 8,000 millones de los procesos judicializados, “estamos en el orden de los 34,000 millones de soles que anualmente se pierden”, sostuvo.

“La Sunat tenía datos que llegan incluso hasta los 50,000 millones de soles, o sea un tercio del Presupuesto de la República. Eso es grave”.

(Fuente: Andina)