Exposición: “Lima, arquitectura y tradición”

0
118

Pinturas de Persi Narvaez Machicao

Lima, 12 enero 2017(peruinforma.com).-

La Casa de la Gastronomía Peruana, inaugura el martes 17 de enero a las 19 horas, la muestra de pinturas “Lima, arquitectura y tradición” del artista plástico Persi Narvaez Machicao. Asimismo, se invita al público en general a la Visita guiada a cargo del artista que se realizara sábado 28 de enero a las 3:00 pm y a la Demostración de pintura los días: 2, 3, 4 y 5 de febrero de 11:00 a.m. a 5:00 p.m. Los esperamos en Jr. Conde de Superunda 170, Cercado de Lima; de martes a domingos de 9:00 a.m. a 5:00 p.m. La muestra estará abierta hasta el 12 de febrero.

Lima: Arquitectura y tradicion

Persi Narvaez, nos sorprende en su nueva serie sobre la arquitectura y la vida callejera de Lima. En estas obras se funde lo moderno y lo antiguo en las representaciones de los vendedores callejeros de hoy y la época colonial para hacer de lo normal algo extraordinario.

Narváez, es un artista en constante investigación de su obra pictórica, la arquitectura ha sido una constante desde el principio. Narváez utiliza la arquitectura para mostrarnos su historia y su camino espiritual, haciendo protagonistas a las antiguas casas, iglesias y balcones de su ciudad de Lima. Las escenas cotidianas y tradicionales que él selecciona y transforma en su obra nos conducen a un nuevo despertar, a una cosmovisión sobrenatural que Narváez representa mediante la incorporación de mándalas y la geometría sagrada, dando a la arquitectura de Lima un aire cósmico y trascendental.

La incorporación de Narvaez de claroscuro en esta serie es algo nuevo para él. Su uso de los colores en estas obras no son de gritos y estallidos de color, en cambio, reina una calma espiritual y la técnica del claroscuro le permite destacar a sus vendedores favoritos con una luz central de una fuente cósmica que da calidez y paz a toda la escena. También nos deleita con sus textos escondidos dándole un misterio aun mas profundo al significado de su obra.

Persi Narvaez logra traducir lo cotidiano, la vida diaria y lo tradicional en una especie de esplendor místico, dando a los edificios y a la vida de la calle un ambiente de gran sensibilidad y serenidad. En esta transformación arquitectónica se respira un aire limeño de mucha paz.